Ordenan prisión de dos médicos imputados por extirpar uno de los riñones a paciente

2688

El juez penal de garantías de Santa Rita, Bernardo Silva Vera, ordenó este lunes la prisión preventiva de los médicos Marcos Aníbal Villagra García y Eustaquio Ramón Benítez Ruiz Díaz, quienes habrían extirpado el riñón izquierdo a un paciente de nacionalidad brasileña, durante una intervención quirúrgica realizada en un sanatorio de aquella localidad de Alto Paraná.

Los galenos fueron imputados por el fiscal Erico Ávalos por la supuesta comisión del hecho punible de lesión grave, que tiene una expectativa de 10 años de pena privativa de libertad. Resultó víctima Marciano Medeiros (53), agricultor, domiciliado en la colonia Nueva Aurora del distrito de San Rafael (departamento de Itapúa).

Según los antecedentes, el hecho habría ocurrido el 28 de julio de 2010 en el sanatorio San Ramón de la ciudad de Santa Rita, pero la denuncia fue presentada recientemente debido a que el afectado es de escasos recursos económicos. La acción penal fue patrocinada por los abogados Adolfo Ayala y René Vera.

De acuerdo con la investigación, el hombre llegó aquejado de terribles dolores hasta dicho centro asistencial, siendo recibido por el director, doctor Eustaquio Benítez, quien previa revisión y diagnóstico, autorizó una inmediata intervención quirúrgica para la extracción de cálculos renales. La operación fue encabezada por el doctor Marcos Villagra.

La víctima dio su consentimiento para someterse a la intervención quirúrgica, pero no para la extirpación de uno de los riñones. Al salir del hospital empeoró su cuadro de salud, hasta el punto de no poder valerse por sí mismo.

Luego, se vio obligado a consultar en otros hospitales hasta que le confirmaron que le habían extirpado el riñón izquierdo, durante la operación que tuvo. También le indicaron que los dolores intensos eran a consecuencia de aquello y además porque el riñón derecho funcionaba a medias.

La praxis médica dejó con grave secuelas en la salud física y sicológica de Marciano Medeiros, según sostiene la imputación fiscal. Según la orden del magistrado Silva, los dos médicos deben guardar reclusión en la penitenciaría regional de Encarnación en libre comunicación y a disposición del Juzgado.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp