Inacción ante la ola de inseguridad

373

Como si ya no tuviésemos suficiente con la ineficiencia policial en la zona metropolitana del Alto Paraná, ahora nos damos cuenta de que hacia el interior del departamento, las cosas no son diferente, por no decir peores. Ayer se difundía la información de que la Junta Municipal de Mbaracayú solicitó, de forma unánime, la remoción de todo el personal policial de la zona por denuncias de extorsión y tráfico de autos robados.
Según el presidente de la Junta, Francisco Gayoso (PLRA), se formuló el pedido ante las constantes quejas de los pobladores. Las autoridades de Mbaracayú están trabajando de forma coordinada tratando de superar la triste fama que se ganó Puerto Indio, ubicado en la jurisdicción del distrito y que en los últimos años aparecía como punto de tráfico de drogas y otros productos ilícitos.
“Estamos trabajando, tratando de brindar tranquilidad a la población. No queremos que la delincuencia impere en nuestro distrito, por eso acudimos al jefe de policía”, dijo Gayoso sobre el planteamiento presentado al jefe de Policía Darío Aguayo.
Los expertos dicen que la sensación de inseguridad en la población aumenta, cuando los responsables de combatir la delincuencia están involucrados en actos delictivos. Por ello es destacable la actitud asumida por los concejales municipales de Mbaracayú, al exigir el traslado de los uniformados que están denigrando la función policial.
Sin embargo, más que el traslado lo que las autoridades policiales deben hacer es investigar las denuncias y dar de baja a los policías corruptos. El simple traslado de uniformados, que está habituada a proceder nuestra policía, es sencillamente trasladar el problema a otro punto, dado que el policía corrupto e ineficiente, no cambiará de manera de obrar, por el simple hecho de irse a otra jurisdicción.
La policía del Alto Paraná está haciendo aguas por todos lados, primero fue la Junta Municipal de Minga Guazú, luego la Junta Municipal de Presidente Franco, siguió después la Junta Departamental, donde también se formularon graves denuncias contra la policía y ahora se suma la Junta Municipal de Mbaracayú.
Lo llamativo del caso es que los principales referentes políticos, que a diario se ufanan de su proximidad con el presidente de la República, no estén haciendo nada para exigir más efectividad a la institución uniformada y que se realicen los cambios necesarios, para que la población pueda recuperar su tranquilidad.

Comments

Comentarios desde Facebook