Advierten que suba de salario mínimo “perjudicará a todos”

564
Ricardo Rodríguez Silvero, economista.
Ricardo Rodríguez Silvero, economista.

La anunciada suba del sueldo mínimo, bajo las actuales circunstancias, terminará elevando los precios, advirtió el economista Ricardo Rodríguez Silvero. El especialista adelantó que la medida beneficiará temporalmente a un solo sector para luego golpear a todos.

Ricardo Rodríguez Silvero realizó un análisis sobre el panorama que se avecina si se concreta el anunciado aumento del salario mínimo, mediante un sistema que prevé reajustes proporcionales al porcentaje de la inflación calculada al cierre del 30 de junio de cada año.
En contacto con una radio capitalina, el especialista aclaró que en lo que se refiere al aspecto legal, la propuesta del Ejecutivo -que debe ser refrendada por el Congreso- “me parece bien con el propósito de determinar el aumento del salario mínimo y que eso se haga cada año, ya no como ahora, que debe esperarse dos o tres años hasta llegar al 10% de inflación”.
Señaló la necesidad de reformar el Código Laboral a fin de actualizar la manera en que se determinan los reajustes de sueldo básico. Observó, sin embargo, como punto negativo que se tenga en cuenta únicamente la inflación y el índice de precios al consumidor dado por el Banco Central del Paraguay.
Aprovechó este punto para recordar que actualmente no hay un cálculo paralelo realizado por el BCP sobre el aumento de precios. “Es una carencia del sector privado, que nunca se haya propuesto calcular por sí mismo el aumento de índice de precios al consumidor; cómo es posible que ninguno de los sectores haya calculado por sí mismo el aumento del índice de precios al consumidor”, manifestó para luego mencionar que en otros países hay tres y hasta cuatro fuentes de cálculos.
Indicó que la propia banca matriz reconoce que es obsoleto el cálculo aplicado al índice de precios al consumidor (IPC). “Ellos están reformando eso para incluir algunos rubros de la canasta familiar y excluir otros que ya no se usan; eso lo dice el mismo BCP, que está procediendo a la actualización, que va a entrar a regir en 2017”, refirió.
Comentó igualmente que los números dados en lo que respecta a la inflación pueden no reflejar la realidad total del país. “El mismo BCP establece la limitación de su cálculo, porque dice que eso hace referencia solamente a Central; posiblemente se esté calculando la inflación al tomar en cuenta solamente Asunción y sus alrededores, nos estamos dejando llevar por parámetros ficticios”, argumentó.

IR MÁS ALLÁ QUE UN SIMPLE AUMENTO

El economista abogó por una política que vaya más allá de simplemente aumentar el salario mínimo. “Me parece un gran peligro restringir el salario mínimo legal solo al aspecto legal; eso es un gran peligro. Hay que crear puestos de trabajo también para la mano de obra no calificada, esa es la mejor manera de combatir la pobreza; también mantener los salarios”, consideró.

INFLACIÓN

Actualmente, el sueldo mínimo legal se reajusta cuando la inflación llega al 10%. El planteamiento del Gobierno es modificar el sistema y establecer reajustes cada año, proporcionalmente a la inflación; es decir, con el 7,2% de inflación actual, el salario -que llega a G. 1.824.055- se elevaría automáticamente en 7,2%, es decir poco más de G. 131.000. De esta manera, bajo las condiciones actuales, el sueldo básico treparía a casi G. 2.000.000.

“El reajuste será como una calesita”

Tras realizar un análisis, desde el aspecto legal, el economista Ricardo Rodríguez Silvero procedió a referirse a las consecuencias económicas que el aumento del salario mínimo, bajo estas condiciones, podría desatar a nivel general. “Todo aumento del salario mínimo legal -en toda la historia de los aumentos- produce automáticamente un aumento de precios; el aumento del salario mínimo legal produce inflación”, advirtió.
Consideró que el reajuste anunciado será como una “calesita”. “Se hace mucho movimiento para terminar y permanecer en el mismo lugar; es como la calesita: se aumenta para estar en el mismo lugar”, insistió. Señaló además que la medida beneficiará a un pequeño sector de la población econónicamente activa (PEA), es decir solo a aquellos que ganan el sueldo mínimo. “Hay que saber que solo una cuarta parte de la PEA llega al salario mínimo; hay un nivel de informalidad muy grande entre los empresarios, por lo que el aumento del salario mínimo terminará beneficiando por un corto tiempo a este sector formal”, detalló.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp