Incidente en el Tribunal Penal

3902
Cuando la abogada Nidia Giménez encaró a María Esther Roa de la Coordinadora de Abogados del Paraguay.
Cuando la abogada Nidia Giménez encaró a María Esther Roa de la Coordinadora de Abogados del Paraguay.

Kattya González y otros gremialistas increparon ayer al juez Penal de Garantías, Amílcar Marecos, quien se encarga del proceso de Paraguayo Cubas, Jorge Brítez y Celso Miranda “Kelembu”. El magistrado en respuesta a epitetos ordenó verbalmente la detención de la mujer. González y referentes del Colegio de Abogados del Alto Paraná (CAAP) y del Orden de Abogados del Paraguay (OAP) acudieron ayer al juzgado con la intención de entrevistarse con el juez Marecos y revisar la causa penal de los tres procesados. Sin embargo, el magistrado no recibió a los gremialistas ni permitió la intervención de los abogados.
La postura del juez causó molestia entre los profesionales, y Kattya González empezó a cuestionar duramente la decisión de Marecos e incluso consideró que su actitud como la de un mercader. Durante el incidente, divulgado por videos en las redes sociales, el magistrado ordenó a un policía apostado en el juzgado la detención de la presidente de la Coordinadora de Abogados del Paraguay (CAP).
Esa orden verbal del juez indignó a los abogados, quienes repudiaron enérgicamente la decisión vengativa del magistrado. Además, reclamaron que la orden de detención debía presentarse por escrito y no verbalmente.
Luego, los gremialistas se retiraron del juzgado y ya en la salida fueron encarados por la abogada Nidia Giménez, quien con un megafono increpó a los miembros del CAP, del CAAP y del OAP.
Kattya González criticó la negativa del juez de entrevistarse con los gremialistas. “Me imagino el peregrinar de los ciudadanos comunes para ser asisitidos en la Justicia. Nosotros que somos abogados recibimos una atención grosera del juez”, dijo la profesional.

Comments

Comentarios desde Facebook