Avergonzada

457

tereza-freEsta semana las redes sociales y los medios masivos de comunicación se vieron invadidos por informaciones que hacen alusión a una encarnizada pelea mediática de políticos colorados que están en vísperas de una convención. Lo que debería ser un debate crítico entre los dos sectores de mismo partido se convirtió en una pelea de comadres donde se acusan entre otras cosas de padecer difusión eréctil y de homosexualidad.
El nivel del debate político de nuestro país es realmente lamentable y como miembro de esta sociedad siento vergüenza ajena. Qué tiene que ver las preferencias sexuales y los problemas de salud de los protagonistas con la situación del país como para que sea el tema de debate y pelea mediática. Los políticos deberían estar trabajando y debatiendo sobre acciones públicas por dar una vida digna a tantos compatriotas que sufren las consecuencias de los malos manejos de este país.
Da vergüenza tener gobernantes de este nivel, y da lástima que los reclamos, quejas y denuncias con pruebas no sean aun suficientes para acabar con esta clase política. Da vergüenza que criminales inescrupulosos sean parte de la alta cúpula política del país. El gastado adagio dice que el cada sociedad tiene las autoridades que se merece. No creo que merezcamos tener como representantes a personas tan mezquinas, que se eternizaron en cargos con viles manipulaciones y jugando con la conciencia y la necesidad estomacal de la ciudadanía.
Estas peleas dan pauta el nivel de debate que tendremos en las próximas elecciones y cuan necesaria es que se siga desenmascarando a los criminales para que no sigan comprando bancas en el parlamento, en las juntas departamentales, gobernaciones y otros cargos públicos.
Peleas como estas no revelan otra cosa que la decadencia moral de los políticos, no solo de los contendientes de turnos, no solo sus respectivos partidos sino de toda la sociedad que los engendra, se hace cómplice con su silencio y finalmente termina padeciéndola. Y me avergüenzo de eso.
Reflejo de esta realidad es lo que vive en Ciudad del Este, donde los que por muchos años fueron participes y cómplices de una claque política terminaron siendo víctimas del perverso sistema que ayudaron a construir.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp