“Mis hijas piden que como abogada le saque de la cárcel”

5592
La abogada Yolanda Paredes, esposa de Paraguayo Cubas, sentada frente a la cárcel regional de Ciudad del Este, una de las tantas veces de su vigilias.
La abogada Yolanda Paredes, esposa de Paraguayo Cubas, sentada frente a la cárcel regional de Ciudad del Este, una de las tantas veces de su vigilias.

La abogada Yolanda Paredes, decidió apoyar en su lucha a su esposo, Parguayo Cubas, imputado y encarcelado por una serie de protesta contra la corrupción. Dijo que cada vez se torna más difícil de lo que habían pensado, hasta el punto de pedirle que abandone su lucha. Sus hijas, una de ocho y otra de once años le piden que como abogada haga algo para sacar a su padre de la cárcel, porque ya no quieren seguir sin verlo.

– ¿Cómo están viviendo esta experiencia?
Es una situación difícil como familia. Mis hijas son chicas y no entienden mucho porqué sus papi sigue preso. Me reclaman que como soy abogada debo sacarle de la cárcel porque quieren verle y ya no quieren seguir esperando.
¿Esperaban que llegaría a este punto, con prisión de por medio?
Se fueron dando las cosas, incluso el desenlace que tuvo nos dejó sorprendidos. No pensamos que íbamos llegar a este punto de ser imputado por una ley derogada. Jamás se nos cruzó por la cabeza que iban a revivir una ley del año 55. Además de eso sorprende la conducta de jueces de garantías, quienes están decididos a violar la Constitución Nacional si fuere necesario con tal de dejarlo preso. No sabíamos que estaban tan decididos y que haya órdenes tan fuertes para que cumplan.
¿En algún momento le pediste que deje su lucha?
Sí le pedí, unos días después de que ingresó a la penitenciaría, le pedí que deje su lucha. Estaba asustada y temía por su vida. Dejé de dormir por la preocupación. El está decidido, a pesar de que está en riesgo su vida, dijo que iba seguir. Me preguntó si le iba acompañar y decidí apoyarle.
¿Qué es lo más difícil?
Yo le acompaño pero no es fácil la lucha, detrás de él pago las consecuencias. Estamos con poco trabajo, si los Zacarías saben que un comerciante es cliente nuestro le dicen que cambie de abogados. Hemos pasado aprietos económicos. No es fácil enfrentarse a un sistema donde todos te cierran las puertas, en mi caso solo por ser la esposa de Paraguayo Cubas.
¿Cómo se mantienen?
Tenemos una oficina en casa. Es un estudio jurídico y trato de cuidar a los clientes porque debo seguir trabajando. Quedó a mi cargo el trabajo y la manutención de la familia.
¿Cómo es su día a día ahora?
Es muy agitado todos los días. Estoy de pie antes de las 07:00, dejo a mis hijas en la escuela y voy a la penitenciaría. Debo llevarle alimentos básicos porque como es celiaco no puede consumir la mayoría de los alimentos que sirven en el penal. Necesita alimentarse de manera adecuada. En todo el día debo ejercer su defensa, preparar los escritos y además cuidar de los clientes
Muchos afirman que todo esto es por pretensiones políticas. ¿Es así?
Si fuera una mera decisión de hacer política iba ser mucho más fácil que acepte algunas ofertas. Porque tiene oferta de todos los colores. Era solo cuestión de acomodarse al sistema.  Tiene amigos liberales, colorados, incluso amigos cercanos al presidente de la república. Si fuera por poder y por acomodarse sería muy fácil y sería hoy embajador de los EE.UU. Optó por este camino, el camino más difícil.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp