El condecorado

361

En un acto absolutamente absurdo, en momento en que el Ministerio Público del Alto Paraná está sacudido por graves denuncias de corrupción, por apañar y dejar impune la dilapidación de recursos públicos, los intendentes reunidos en la Asociación de Municipalidades del Alto Paraná (AMUALPA) decidieron otorgar una distinción al fiscal Adjunto Alejo Vera.
“La Asociación de Municipalidades del Alto Paraná reconoce que el ciudadano, abogado Alejo Vera, Fiscal General Adjunto del Alto Paraná, se desempeña con honestidad en el ejercicio de sus funciones, coordinando en forma permanente trabajos de prevención de delitos con los intendentes municipales de los diferentes distritos de Alto Paraná”, reza parte del pergamino que fue entregado a Alejo Vera. El documento lleva la firma del presidente de Amualpa, Justo Gamarra (ANR), intendente de Iruña; y del secretario del gremio municipal, Aldo Mareco (ANR), intendente de Los Cedrales.
La condecoración no llamaría la atención si no fuera porque varios de los intendentes integrantes de la Amualpa deberían estar siendo investigados por la Fiscalía por serios indicios de corrupción en sus administraciones. Sobrefacturaciones, obras fantasmas, adjudicaciones dudosas, dilapidación de recursos del Fonacide, corrupción en el manejo y adjudicación de la merienda escolar, son solo algunas de las denuncias que pesan sobre los intendentes. Denuncias cuya investigación y esclarecimiento Alejo Vera y sus fiscales como “representantes de la sociedad” deben impulsar.
Los fiscales del Alto Paraná, se caracterizan por su haraganería y la galopante corrupción. No hay un solo fiscal que pueda exhibir ante la sociedad altoparanaense logros, que no sean sus extraordinarios y mágicos ascensos económicos.
No hace mucho cuando el abogado Paraguayo Cubas dejó en evidencia la podredumbre de la Fiscalía a cargo de Alejo Vera, 20 agentes de la región se reunieron para elaborar un acta de imputación lleno de errores gramaticales, basados en una ley derogada y acusándole falsamente de hechos no cometidos al abogado. Esa mediocridad y corrupción y manejo de comadres es lo que caracteriza a la administración de Vera y que fue premiada por los intendentes del Alto Paraná.
Con estos antecedentes habría que preguntarse ¿cuál es el concepto de honestidad que tienen los intendentes de la Amualpa? ¿Cuáles son los criterios que manejan para hablar de prevención de delitos, cuando la sociedad altoparanaense vive agobiada por la delincuencia y la inseguridad? O simplemente, con esta distinción los intendentes están buscando la manera de congraciarse con Vera y retribuirle por la tranquilidad e impunidad que les otorga para seguir dilapidando los recursos de sus respectivas m unicipalidades.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp