La enfermedad de la basura

418

En los últimos trabajos de levantamiento de índice del Senepa, una vez más se repiten los altos índices de infestación larvaria del mosquito que produce la letal enfermedad de Dengue, así como Chikungunya y Zika. Esta última produce una malformación de por vida en los niños, que es la microcefalia.
Pasaron más de quince años desde que empezó a circular el virus en nuestro país, y cada año se torna más agresivo. Ahora nuevamente amenaza volverse una epidemia. En años anteriores el ataque del dengue hizo colapsar a nuestros servicios de salud pública, al punto de enlutar a cientos de familias paraguayas.
A pesar de todo esto, aún no estamos aprendiendo. Las personas siguen arrojando sus residuos por las calles. Los desperdicios en pequeños vertederos clandestinos se acumulan día a día, entre estos encontramos latas, vasos de plásticos, botellas, que con la inestabilidad climática se acumulan agua dentro y con el calor proliferan los mosquitos.
El director de la Décima Región Sanitaria, Miqueias Abreu, explicó que hasta en una tapita en la que se acumule agua puede procrear a la larva del mosquito, Aedes aegypti.
Como siempre buscamos culpables, que salud pública no hace su trabajo y está colapsada, que el Ministerio Público no imputa, que la Municipalidad no notifica a los dueños de patios baldíos, pero nunca es responsabilidad del ciudadano, que se siente más cómodo arrojando sus desechos por la calle y que los fines de semana no limpia siquiera su patio.
Hasta da vergüenza escuchar que son altos los índices de infestación, porque estos trabajos no se hacen dentro de las viviendas, es decir que estamos criando al enemigo, el mosquito, que según los especialistas hasta tiene la capacidad de recorrer tres cuadras.
Salud Pública se encargó de hacer la promoción, no solo en épocas de calor, sino todo el año, porque no dejaron de aparecer los casos sospechosos. La prensa se encargó de difundir el peligro que representa a la comunidad, sus síntomas, entre otros. El ciudadano… ¿se encargó de limpiar su casa? ¿ayudó en las mingas ambientales o solo se sentó a observar cómo se retiraban las basuras?
Creo que esta respuesta se refleja en los números que presentaron los trabajadores de la salud.
Lamentablemente la enfermedad de la basura, donde se crían los mosquitos está ganando esta batalla, y si los ciudadanos no reaccionan creo que estamos expuestos a perder la guerra contra un mosquito.
Entonces es momento de que el ciudadano se levante de su “sillón de cable”, agarre su escoba, su bolsa de basura y comience la limpieza por casa y no arroje  los residuos por las calles.
La limpieza es la cura de muchos males, así como es el único método de prevención del dengue y de sacarlo de circulación.

Por: Lina Benítez.

Comments

Comentarios desde Facebook