“No hay intención de las instituciones públicas de transparentar sus gestiones”

0
668
David Riveros, director de Reacción.
David Riveros, director de Reacción.
David Riveros, director de Reacción.

Las instituciones públicas no demuestran ninguna intención de transparentar sus gestiones, según David Riveros, director ejecutivo de Reación, una organización que se dedica al monitoreo en el uso del Fonacide. Desde el próximo año prevén pasar a la fase de hacer denuncias formales a fin de combatir la impunidad. Este año nuevamente revelaron una serie de irregularidades, verificadas en el proceso de ejecución física de los recursos provenientes del rubro en cuestión.

¿Cuál es el siguiente paso de Reacción, tras comprobar una vez más una serie de irregularidades en el uso de Fonacide?
– En los últimos tres años hemos fortalecido a nuestro equipo y a nuestros voluntarios. Ahora estamos pasando al brazo legal que queremos formar en nuestra organización o aliandonos con un grupo local para pasar de solamente exponer a denunciar las irregularidades. La siguiente etapa es el combate a la impunidad. Es muy frustrarte y lo ha sido para nosotros estos años demostrar todo lo que esta mal sin ser capaces de perseguir o de que la justicia persiga a los responsables por los actos de corrupción que hemos visto y hemos evidenciado. Es por respeto a la rigurosidad del trabajo que hacemos, las investigaciones, las documentaciones de todas las irregularidades que hemos encontrado.

¿No se puede apelar a la persecución de oficio?
– Actuar de oficio es algo muy lindo en Paraguay, suena y funciona solo cuando hay amigos en el poder o hay influencias. Si es que tuviéramos instituciones serias, si tuviéramos una Contraloría General de la República que como lo dice en su propia resolución de monitorear la ejecución de las obras realizadas con los recursos de Fonacide, in situ, no estaríamos en esta situación. También ahí está una coyuntura política que tenemos que mencionar en la cual la coyuntura de la reelección es un tema en la agenda del partido colorado. Ciudad del Este y por ende Alto Paraná es la segunda zona mayor cantidad de personas empadronadas para votar. Si hacemos un análisis político, hay variables que hacen que las instituciones cooptadas por los partidos políticos y por la influencia partidaria no reaccionen a situaciones demasiados evidentes de corrupción, porque hay premios, hay posiblemente cargos en juego que hacen que ese silencio sea cómplice.

¿Nadie reaccionó contra estas evidencias?
– Si mencionara mejoría sería solo de la ciudadanía que varias veces en Ciudad del Este y en el país reclamaron e hicieron manifestaciones en contra de la corrupción relacionada al Fonacide. No así en las instituciones públicas en general, desde gobiernos locales, Ministerio de Educación y del gobierno nacional.

di05f2lun

¿Que tan mal estamos en el camino de la transparencia?
– Lo que no tenemos que confundir al trabajar en anticorrupción es la diferencia entre apertura gubernamental y transparencia. La apertura es exponer lo que hay, no importa si la gente sabe, pero está expuesto, está en una página web, está en un portal. Para hablar de transparencia necesitamos hablar de participación ciudadana, de compromiso y de que los costos de acceso a la información y los costos de participación sean accesibles a la ciudadanía. Eso no se da todavía en Paraguay. No importa las herramientas que estemos creando ni los portales que estemos publicando si la ciudadanía no sabe y si las instituciones públicas de alguna u otra forma están limitando ese acceso.
¿Dónde está el problema. En la ciudadanía o en los gobernantes?
– No podemos decir que el problema está en la ciudadanía porque eso es asumir que nuestra ciudadanía tiene una cultura cívica. Carecemos de esa cultura de participación porque vivimos 35 años en una dictadura. Nuestros padres, los padres de esta generación son personas que saben que participar era marcarse, tener problemas, o incluso ser perseguidos y asesinados. Ninguna administración consciente de la historia de nuestro país puede decir que el problema está en la ciudadanía, que es apática y que no sabe. No se ha dado el esfuerzo del gobierno nacional y el gobierno local de promover informaciones, por ejemplo sobre el proceso de administración de Fonacide o los momentos en ese proceso en los cuales es decisiva y necesaria esa participación de la ciudadanía. Tenemos gobiernos locales que hablan de transparentar el contrato, lista de priorización pero que en el momento de enseñarle a su ciudadanía o de promover una publicidad mínima en radio o televisión que llame a la gente a participar de microplanificación u otros procesos, no se da.

¿Esa falta de transparencia sería intencional?
– Las evidencias y las situaciones sugieren que no hacen esas capacitaciones o no hacen esa apertura para formar ciudadanos, para promover información por dos motivos: Primero: no quieren que se sepa, solo quieren chequear que son transparentes. Y segundo, en el que caso que recibieran de parte de ciudadanos las denuncias, su participación activa y los reportes no tendrán la capacidad operacional para poder administrar tantas denuncias o reportes.

Facebook Comentarios