Contrabando brasileño va viento en popa, gracias a complicidad de aduaneros

905
Compradores paraguayos y compatriotas coparon las calles céntricas.
Compradores paraguayos y compatriotas coparon las calles céntricas.

El contrabando de productos avícolas: carne de pollo y huevo que ingresan desde el Brasil por el puente de la Amistad, va viento en popa. Se estima que ingresan unas cinco mil cajas de pollo que luego llegan a otras ciudades del interior del país y hasta Asunción, según investigaciones de la Asociación de Avicultores del Paraguay (Avipar). El movimiento aumentó en las últimas semanas debido al mayor consumo por las fiestas de fin de año. En la Terminal de Ómnibus de la capital del décimo departamento, las cajas de pollo son colocadas en buses de pasajeros.

Según Rodrigo Alderete, miembro de Avipar, el transporte de pollos ilegales mediante buses de pasajeros está en auge, de acuerdo a lo constatado. Desde Ciudad del Este, varias cajas de pollo son ubicadas en estos transportes con destino a diferentes ciudades del país. “Las instituciones no nos dan apoyo, tenemos un nulo acompañamiento de parte de ellos ya sea por complicidad o tal vez por recarga de trabajo. En realidad afecta mucho al mercado nacional el ingreso de contrabando, principalmente en pollo y huevo”. Reveló que en una investigación que realizaron por cuenta propia, evidenciaron que los productos tienen como destino final los mercados de ciudades como, Juan E. O’Leary, Juan L. Mallorquín, Coronel Oviedo y hasta Asunción. Las pruebas fueron arrimadas al administrador de Aduanas, Alberto Estigarribia, quien se comprometió en apoyar los controles en pista, pero según Alderete las vigilancias no son efectivas.
“No se ve la efectividad de los controles porque no hay resultado. Verificamos en pista que cuando hacemos una presencia con la gente de Avipar se ven los resultados y cuando se retiran del lugar  no cae ningún producto en la zona primaria. A principio de año ya se presentó una queja por escrito y ahora lo hicimos de forma verbal durante una reunión con Estigarribia. Como no tuvimos respuestas volveremos a presentar una nota de repudio a la falta de control”, agregó.
Igualmente, Alderete explicó que en estas fechas hay un mayor movimiento de estos productos por el consumo masivo, pese al peligro de la forma insalubre en que se transportan. Estiman que por día ingresan de forma ilegal, unas cinco mil cajas de pollo. En cada furgoneta ingresan unas 200 cajas por viajes, además del transporte en motocicletas. “En estas fechas el contrabando aumenta bastante y perjudica mucho a la industria nacional. Además, la gente se arriesga al consumo de un producto en mal estado porque no se mantiene la cadena de frío y podrían contener una bacteria denominada salmonella.
También se quejó de los militares que se dejan avasallar por la gran cantidad de motociclistas que circulan en la pasarela internacional, pues afirma que no activan los protocolos de seguridad.

Comments

Comentarios desde Facebook