Alto Paraná: tres asesinatos en 4 horas

4023

Tres asesinatos se registraron en varios distritos de Alto Paraná en un lapso de apenas cuatro horas, entre la noche del domingo pasado y la madrugada de ayer. En un caso hubo un sospechoso detenido como presunto autor del crimen, mientras que en otros dos no se sabe aún nada de los responsables de los crímenes.

 El vigilante Niño Jesús Cabaña Pera fue hallado muerto con tres impactos de balas en Santa Rita.
El vigilante Niño Jesús Cabaña Pera fue hallado muerto con tres impactos de balas en Santa Rita.

El primer asesinato sucedió en la colonia Chino Cué del distrito de Itakyry, a las 20:00 aproximadamente del domingo pasado. La víctima fatal fue Feliciano Irala Fernández (38), quien era un agricultor de la zona.
Según el informe policial, Irala Fernández compartía tragos con su compañero de trabajo, el brasileño Leonardo Antonio Da Silva (40) en el interior de una vivienda. En un momento dado empezaron a discutir por motivos desconocidos hasta que la víctima se retiró del lugar. Sin embargo, fue perseguido por el brasileño que tenía un machete tipo foisa.

El brasileño detenido, Leonardo Antonio Da Silva, es sindicado como sospechoso por el crimen de Itakyry.
El brasileño detenido, Leonardo Antonio Da Silva, es sindicado como sospechoso por el crimen de Itakyry.

De acuerdo a la versión que manejan los investigadores, la víctima había entrado a una vivienda, propiedad de Jorge Romani, para refugiarse ante el asedio de su compañero de trabajo. Pero el brasileño ingresó al lugar y supuestamente atacó con el arma blanca a la víctima, que usó como escudo su brazo izquierdo para defenderse.
Irala Fernández murió al sufrir un profundo corte en la cabeza provocado por el arma blanca del brasileño. Además la víctima sufrió tres considerables heridas cortantes en el brazo izquierdo.

El joven Hugo Rubén Apodaca Benítez fue asesinado por un automovilista que escapaba tras un accidente de tránsito.
El joven Hugo Rubén Apodaca Benítez fue asesinado por un automovilista que escapaba tras un accidente de tránsito.

El principal sospechoso, Da Silva, que se encontraba desde 22 días en la zona, escapó a pie del lugar y cuando se extravió en la colonia fue delatado a la Policía por los vecinos. El extranjero fue detenido en la mañana de ayer.

MATÓ A TESTIGO

El segundo crimen ocurrió en la calle Mburucuyá de Hernandarias, a las 21:45 aproximadamente. En esa ocasión la víctima fue Hugo Rubén Apodaca Benítez (24), quien fue muerto de un balazo por el conductor de un automóvil que escapaba tras protagonizar un accidente de tránsito.
De acuerdo al reporte policial, el chofer de un auto de color gris embistió a una moto Taiga 150cc, de color rojo y chapa 603 CCR, en la que viajaban Martín Darío Núñez Espínola (19) y Rodrigo Ramón Ocampos Núñez (13), y luego escapó. El episodio fue visto por víctima fatal, que circulaba al mando de su biciclo Taiga TL 150cc, de color bordó y chapa 950 CBA, y quien persiguió al automovilista.
Tras alcanzar al sospechoso, Apodaca Benítez discutió con el conductor del automóvil, quien extrajo un arma de fuego y disparó en la cabeza al motociclista para posteriormente continuar con la huida.
La víctima fue socorrida hasta el hospital distrital de Hernandarias, donde se constató su deceso.
El fiscal Enrique Gómez señaló que en el escenario del asesinato no había cámaras de circuito cerrado que haya registrado el crimen. Sin embargo, indicó que revisarán si en las inmediaciones del lugar hay cámaras de seguridad que permitan individualizar al vehículo en el que se desplazaba el presunto homicida.
El agente mencionó además que los dos motociclistas accidentados fueron trasladados a un centro asistencial de Asunción, debido a la gravedad de su cuadro médico.

GUARDIA ULTIMADO
El tercer asesinato se produjo en una zona comercial ubicada en el barrio Sinuelo de Santa Rita y la víctima fatal fue Niño Jesús Cabaña Pera (37), guardia de seguridad, quien fue ultimado de tres balazos: uno en la cabeza, otro en el pecho y el tercero en el brazo derecho.
Según los datos, a las 1:10 aproximadamente de ayer la víctima fue encontrada tendida sin signos de vida, sobre una calle empedrada, por otro guardia de seguridad que patrullaba la región en un vehículo.
Los investigadores encontraron vainillas servidas de 9 milímetros presumiblemente usadas para el crimen por los autores.
La fiscal Nilsa Torales dijo que los vecinos escucharon disparos de arma de fuego en la madrugada, pero que no oyeron ruido de vehículos por el lugar. La agente comentó que la concubina de la víctima aseguró que el guardia no tenía enemigos, por lo que se desconoce aún el trasfondo del crimen.
Torales anunció que revisarán las cámaras de circuito cerrado de la zona para tratar de identificar a los autores del asesinato.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp