Magistral gala de danza clásica en el Este

84

Una magistral gala de danza clásica y contemporánea fue la que se vivió en el Ciudad del Este el domingo último. Se trata de la gala Volver a Empezar, en la que subieron a escena bailarines de la Compañía Nacional de México, quienes llegaron por primera vez al Paraguay para brindar un espetáculo nunca antes visto. El evento fue organizado por el bailarín esteño Julio Morel, quien también trabaja para la dicha compañía.

Monserrat Chamorro y Julio Morel, bailarines esteños.
Monserrat Chamorro y Julio Morel, bailarines esteños.

Pasadas las 20:00 se inició el espectáculo, que tuvo como escenario el Teatro del Área 2, ante un numeroso público. Dieron apertura al evento bailarines esteños, quienes habían participado de un curso previo a la gala.
Luego subió a escena Julio Morel, el organizador del evento, junto con la esteña Monserrat Chamorro.
Igualmente, se presentaron los bailarines Sebastián Vinet de Chile (25); Andrea Salazar de México (23), quienes por primera vez visitaron Paraguay, para ofrecer la velada cultural.
Presentaron el ballet padede El Talismán, y una coreografía contemporánea neoclásica montada por Julio, en México.
Según los extranjeros, se prepararon desde noviembre del año pasado para ofrecer la esperada gala “Julio nos comentó en qué consistía esto. Nosotros lo conocemos y sabemos que es una persona muy profesional. Cuando nos comentó que aquí no había nada (galas internacionales), más ganas nos dio de ser parte de la primera gala que se realice aquí, en un país y ciudad como esta. Además de apoyarlo porque es un amigo. Ojalá después de esto, CDE sea como esos países que hacen galas en Europa y a la gente le guste y siga creciendo”, comentó Sebastián, quien es bailarín desde los 12 años.

“CONOZCO NUESTRA REALIDAD”
Por su parte, Julio manifestó que para ofrecer la gala trabajó bastante, y que cuando promocionó el evento en las redes sociales, mucha gente lanzó comentarios negativos. “Yo respeto a esa gente porque conozco nuestra realidad y la gente no tiene culpa. No pueden apreciar lo que no hay acá y eso quiero cambiar. Quiero que puedan apreciar arte, porque en CDE se trabaja mucho y la gente no se relaja porque no hay nada para ello”, dijo.
Agregó que por momentos se sintió desanimado, sin embargo, lo motivó pensar en los niños que tienen su mismo sueño. “Solo recordaba que cuando era niño tenía este sueño, y si en esa época , alguien traía a estos bailarines y yo los hubiera visto, iba a sacar muchas cosas buenas y motivarme, eso no tendría precio para mí”, finalizó.
Julio actualmente forma parte de la Compañía Nacional de México, y reside allí. Tiene 22 años y se inició en la danza a sus 8 años.