Comunidad indígena preocupada por paralización de obras en escuela

0
40
Aseguran que los trabajos cesaron hace más de una semana, en el Km 5,5 La Blanca.
Aseguran que los trabajos cesaron hace más de una semana, en el Km 5,5 La Blanca.

La comunidad indígena “Yvurenda”, ubicada en el Km 5,5 del barrio La Blanca de CDE, está preocupada por la paralización de obras de la escuela del lugar. Temen que las tareas no concluyan para el inicio de las clases y que los alumnos padezcan la falta de baños. Los lugareños relataron que los constructores dejaron los trabajos hace más de una semana. Además, se quejan del abandono de las autoridades, dado que tienen todo tipo de necesidades.

La empresa unipersonal “Ingeniero Roberto Chávez Ayala”, es la responsable de la obra, financiada con recursos del Fonacide, administrados por la Municipalidad de CDE, con llamado a licitación pública nacional número 03/2016. Los lugareños aseguraron que están preocupados porque la obra está parada hace varios días, y que las clases no tardan en iniciar. Las labores consisten en la construcción de baños sexados. “No sabemos porqué dejaron de venir y estamos preocupados porque no queremos que los chicos vuelvan a empezar las clases sin los baños”, expresó Carlos Benítez, uno de los miembros de la comunidad.
Otros moradores del lugar afirmaron que durante varios años solicitaron a la Gobernación del Alto Paraná y a la comuna esteña la provisión de sillas pedagógicas para la casa de estudios, pero que luego de mucha insistencia lograron acceder a los muebles.
“No nos hacen luego caso. Mucho tenemos que insistir para que nos den cualquier cosa”, expresó el nativo. La comunidad también carece de empedrados y provisión de agua potable, pese a que solicitaron a las autoridades dichos servicios. Benítez comentó que una organización japonesa fue la que construyó dos aulas en el lugar, donde funciona la escuela desde el primer al sexto grado del nivel básico, no así las instituciones públicas locales, dado que pese a los pedidos no recibieron respuestas.
Agregaron que también necesitan viviendas para las mujeres y niños del lugar, dado que las precarias casas son llevadas por los fuertes vientos durante las tormentas.
Los lugareños también solicitaron palmeras y paja para la construcción de su capilla, la cual, según su creencia, debe estar construida de dichos materiales. Por su parte, el responsable de prensa, Juan Sanabria, dijo que los trabajos cesaron apenas hace dos días y que fue a causa del feriado de los primeros días de enero y que exigirán a la empresa para que las labores continúen cuanto antes.