Nuncio evita hablar de acoso

0
407

eliseo-ariotti-representante-del-vaticano-en-el-paraguay-_780_573_1310158

Eliseo Ariotti, nuncio apostólico en Paraguay, evitó hablar sobre el caso de acoso sexual cometido por el presbítero Silvestre Olmedo. La autoridad religiosa cortó una llamada y se excusó diciendo que debía celebrar misa.

Ariotti fue llamado este miércoles para conocer qué opina sobre los dichos del arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, quien consideró que el acoso cometido por el presbítero Silvestre Olmedo, ex párroco de Limpio, contra la joven Alexandra Torres (20) constituyó “un acto indecoroso, un acto no grave”.

Ariotti es el representante del Vaticano en el Paraguay y la máxima autoridad de la Santa Sede en nuestro país desde 2009, cuando fue enviado por el papa Benedicto XVI. “En este momento estoy para empezar la misa, gracias”, dijo Ariotti antes de cortar la llamada.

Posteriormente y en otra llamada, el nuncio dijo: «No tengo declaración que dar al respecto».

El sacerdote Silvestre Olmedo, expárroco de la parroquia San José de Limpio, fue separado de su cargo religioso y fue imputado en diciembre pasado por la fiscala Luciana Ramos bajo el cargo de hecho punible contra la autonomía sexual, coacción sexual y violación. Actualmente se encuentra con medidas alternativas: guarda prisión domiciliaria y debe firmar cada mes el libro habilitado para el efecto.

El caso se conoció en setiembre del año pasado cuando Alexandra Torres (20) denunció en principio que Olmedo le manifestaba su interés con palabras y que después, el 21 de setiembre de 2016, pasó al manoseo en la espalda y el pecho. Eso fue lo que la motivó a presentar la denuncia. De acuerdo a la joven, el sacerdote aprovechó una tarde que ella se encontraba sola en la secretaría parroquial para intensificar el acoso y manosearla. Según Torres, muchas otras mujeres atravesaron una situación similar pero no se animaron a denunciar al sacerdote.

Fuente: ABC Digital.

Facebook Comentarios