Dos presuntas tortoleras abandonan la cárcel por orden del juez Marecos

2560

Dos supuestas tortoleras detenidas, por haber participado del robo de tres celulares del interior de un vehículo, abandonaron la cárcel “Juana María de Lara” en menos de un mes, por orden del juez penal de Garantías, Amílcar Antonio Marecos. Las mujeres serían parte de una gavilla de ladrones que opera en varios departamentos del país.

Las dos supuestas tortoleras que abandonaron la cárcel regional de Ciudad del Este.
Las dos supuestas tortoleras que abandonaron la cárcel regional de Ciudad del Este.
Amílcar Antonio Marecos, juez.
Amílcar Antonio Marecos, juez.

El juez Marecos benefició a las presuntas tortoleras, Luz Carina Segovia Penayo (18) y Cindy Romina López Almirón (24) con prisión domiciliaria que deberán cumplir en sus domicilios ubicados en el barrio Ñasaindy de Ciudad del Este. Mientras que Gessica Andrea Romero Estigarribia (23), con tres antecedentes por hurto y sindicada como líder de la banda delictiva, permanecerá en la cárcel regional.
El magistrado explicó que otorgó una medida restrictiva menos gravosas a Segovia Penayo y López Almirón, en consideración a que las citadas no cuentan con antecedentes penales. Además, porque justificaron su arraigo en esta zona del país para asegurar su sometimiento a la justicia, al tiempo de ofrecer un inmueble como fianza y la garantía personal de sus abogados, detalló Marecos.
Las tres mujeres, integrantes de una misma familia, están procesadas por el fiscal Carlos Almada por hurto agravado tras ser reconocidas a través de la filmación de un circuito cerrado.
Las sospechosas fueron detenidas el 7 de febrero pasado, a las 19:00 aproximadamente, en la vía pública del Km 16 de Minga Guazú, por agentes de la comisaría 8ª. Las mujeres estaban a bordo de un automóvil Toyota Vitz, de color rojo que fue requisado por los intervinientes.
Según los datos, el 18 de enero último, las mujeres habrían roto la ventanilla de un automóvil Toyota Corolla, color plateado y chapa XAD 738, para robar tres celulares y otros objetos perteneciente a Camila Anahí Cardozo González. La actuación delictiva de las sospechosas fue filmada por un circuito cerrado de la zona del Km 16 Acaray de Minga Guazú.
Las mujeres serían parte de una gavilla de tortoleros conformada por cerca de 10 personas que perpetran sus golpes en diferentes puntos del Alto Paraná; además de Itapúa, Canindeyú y Amambay. Otros de los supuestos miembros de la banda son los hermanos Wilson Orlando y Wilian Alexis López Almirón, procesado por robo. Ambos se encuentran prófugos.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp