Tierra de nadie

44

Un colono menonita de la colonia Río Verde, departamento de San Pedro, fue secuestrado al anochecer del pasado viernes. Si bien, según trascendió, no hubo pedido de rescate y el colono fue liberado 10 horas después, lo preocupante es la absoluta libertad con la que operan las bandas armadas en el norte del país. Una mezcla de productores de marihuana, grupo de seudo guerrilleros y bandas criminales vienen perpetrando golpes tras golpes, dando la impresión de que aquella zona del país es tierra de nadie a merced de los delincuentes.
La región ubicada entre los departamentos de San Pedro y Concepción es una de las más fértiles del país y está poblada por gente laboriosa, que ha logrado altos niveles de desarrollo y que han contribuido también a mejorar las condiciones de vida de los compatriotas de los alrededores, como son las colonias menonitas ubicadas en Río Verde. Sin embargo, los sucesivos golpes perpetrados por ños fascinerosos están convirtiendo la región en una zona peligrosa, donde los organismos de seguridad perdieron el control y donde los productores ya no pueden trabajar tranquilos.
Circuló en estos días un panfleto que se le atribuye al EPP y en él directamente extorsionan a los productores quienes deben pagar una suma de dinero a cambio de seguir viviendo en la región. Una práctica mafiosa, pero dada la debilidad del Estado y de un gobierno cuyo ministro del Interior, inspira más al humor que al respeto, los delincuentes pueden darse el lujo de amenazar públicamente y someter al miedo y al terror a toda la población.
Se esperaba que con la presencia de los efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta, primero se acabe con el EPP y segundo devolver las garantías y la tranquilidad a la población. Sin embargo, desde que estas fuerzas se instalaron en la región no disminuyeron las prácticas delictivas, al contrario los seudos guerrilleros siguieron tranquilamente perpetrando asaltos, atentado, ejecuciones, secuestros y amenazas.
Es evidente que la estrategia que viene desplegando el gobierno de Horacio Cartes para combatir al EPP y a la inseguridad en la zona norte no está dando resultados positivos. Lo razonable en estos casos es un cambio de método. Los constantes ataques del EPP y los escasos logros de las fuerzas del gobierno están colmando la paciencia ciudadana, a corto plazo las autoridades necesitan dar respuestas. En todo este tiempo, se les ha brindado el apoyo y los recursos necesarios y los resultados son nulos.

Comments

Comentarios desde Facebook