Aprobación de la enmienda generó ira de la ciudadanía

408

La aprobación de la enmienda constitucional por un grupo de 25 senadores generó la ira de la ciudadanía que salió a las calles a manifestar su repudio. El Congreso Nacional fue tomado,  saqueado e incendiado por manifestantes. Se reportaron varios heridos entre ellos parlamentarios de la oposición.

Los manifestantes incendiaron el Congreso en medio de la ira por la aprobación de la enmienda constitucional.
Los manifestantes incendiaron el Congreso en medio de la ira por la aprobación de la enmienda constitucional.

Pasadas las 15:00 horas, tras una sesión del “senado paralelo” integrado por parlamentarios cartistas, luguistas y llanistas, se informó que el proyecto de enmienda constitucional fue aprobado por “unanimidad”. Rápidamente, grupos de personas se congregaron frente a la sede del Congreso y se iniciaron los primeros enfrentamientos con la policía antimotines.
Con carros hidrantes y balines de goma los agentes reprimieron a los manifestantes y se registraron los primeros heridos entre los que estaban el senador Efraín Alegre y el diputado Edgar Acosta. Éste último recibió un escopetazo en el rostro y según el último reporte -dado por su colega Dionisio Amarilla- se encontraba en terapia intensiva. También hubo trabajadores de prensa como periodistas, fotógrafos y camarógrafos afectados por las balas y los gases.
Mientras pasaban las horas, la situación se agravaba frente a las instalaciones del Congreso, hasta que la policía fue totalmente rebasada y la zona fue dominada por los manifestantes. Estos consiguieron ingresar a la sede parlamentaria, hasta llegar a la sala de sesiones, ocasionando destrozos. Entre los manifestantes hubo personas que saquearon el lugar, llevándose monitores y computadoras, entre otros bienes. La situación no paró ahí, ya que procedieron a incendiar el Congreso, que según los datos, gran parte de la planta baja fue consumida por el fuego.
Tras abandonar la zona, hubo enfrentamientos frente a la Comandancia de la Policía, donde llegaron los manifestantes con la intensión de tomar el lugar, pero fueron reprimidos con disparos y gases lacrimógenos. Tras este suceso, estos se replegaron hacia el microcentro de Asunción donde continuaron las protestas.

F2 PÁG 3 -

Comments

Comentarios desde Facebook