Restituir el Estado de derecho

252

Desde que se instaló el debate de la reelección presidencial, pese a la prohibición constitucional, el caos, la inestabilidad y la incertidumbre se veía venir. Esto es propiciado por la postura radicalizada de quienes quieren empotrarse en el poder y juegan al todo o nada, a costa de su pueblo.
La ira ciudadana se desató ayer, tras confirmarse la presentación de la enmienda constitucional, a puertas cerradas, por parte de un grupo de senadores que responden al cartismo. Desde el pasado martes, cuando los 25 senadores violentaron el reglamento interno del Senado e instalaron un senado paralelo, se rompió el orden constitucional.
La farsa continuó ayer con una reunión a puertas cerradas, donde se cocinó la enmienda constitucional para satisfacer las apetencias personales de Fernando Lugo y de Horacio Cartes. La indignación ganó las calles y se desataron lamentables hechos de violencia, llegando una turba de manifestantes a violentar la sede del Congreso de la Nación y quemar y destruir parte del edificio. Pero la violencia y la fuerza provino primero de la patota de senadores quienes a tambor batiente violentaron el orden constitucional.
La policía de Tadeo Rojas tuvo un lamentable desempeño que no logró controlar a los manifestantes. Al contrario, sus actuaciones no hicieron más que provocar a la turba generando mayor violencia que continuó hasta muy entrada la madrugada.
Nuestro país está entrando en un terrible sendero de destrucción de las instituciones democráticas, por la obsesión desmedida de un sector de perpetuarse en el poder y por el delirio de Fernando Lugo, de sus supuestas posibilidades de volver al Palacio.
Un grupo de 25 senadores a las órdenes de Cartes y Lugo perpetró un golpe contra la democracia, dejando en punto de colisión a dos poderes del Estado y crispando los ánimos de la ciudadanía.
Lo único que puede restablecer el Estado de derecho y el imperio de la Constitución Nacional, en este caso, puede ser la actuación de la Justicia, invalidando las actuaciones de los 25 golpistas. Sería lo más saludable para la república y la democracia.

Comments

Comentarios desde Facebook