Generación de lisiados

325

Una campaña iniciada por el director de Emergencias Médicas en Asunción, doctor Aníbal Filártiga, despertó polémica por su advertencia a los conductores sobre las precauciones para la Semana Santa “En Semana Santa sé prudente al conducir, no vas a resucitar en Pascua “, expresaba el mensaje en el edificio del Hospital de Trauma.
Es la segunda campaña directa que busca llamar la atención sobre este grave problema. La primera fue: “Usá casco, carajo”; difundida a fines del año pasado y que tuvo un amplio respaldo de la ciudadanía. Según Filártiga la misma cumplió su objetivo de despertar la conciencia de la población.
Cada accidentado le cuesta al Estado Paraguayo, en promedio, unos G. 80 millones. La mayoría de los heridos llegan a los hospitales en terribles condiciones. Según las estadísticas, más de 13.000 personas accidentadas en motocicletas se registran en un año. Por semana ocurren 250 accidentes en moto.
La mayoría de estos accidentes son consecuencia de la imprudencia. Son jóvenes que diariamente matan y mueren en las calles fruto de la falta de conciencia de los padres que dejan que sus hijos salgan con un vehículo sin un casco protector o que dejan que participen de las carreras clandestinas. Si no mueren, quedan con secuelas de por vida, con alguna discapacidad.
Como sociedad debemos reaccionar de forma contundente para parar con esta terrible epidemia que está dejando una generación de lisiados y que a diario está consumiendo millonarios recursos del presupuesto público que bien podría destinarse para atender otras necesidades y sectores más vulnerables de la población. A pesar de las campañas, en esta Semana Santa muchas familias debieron llorar la pérdida de uno de sus miembros, fruto de la imprudencia. Paremos de una vez con estas muertes.

Comments

Comentarios desde Facebook