Podredumbre judicial

341

Los camaristas Aniceto Amarilla y Miryan Meza de López allanaron el camino para la impunidad del sindicado como cerebro de la megaevasión. Los dos magistrados, mediante una sospechosa resolución, declararon la prejudicialidad de la millonaria evasión para “matar” así el proceso penal.
En efecto, Ovelar y Meza de López, a través de una sugestiva resolución, favorecieron al contador Ignacio Urbieta con la prejudicialidad del caso en el que está imputado como cerebro de la millonaria evasión.
Según publicaciones periodísticas, los dos camaristas para allanar el camino para la impunidad de Urbieta se habrían prestado a la maniobra de políticos de Alto Paraná vinculados con miembros del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados. Los dirigentes colorados supuestamente prometieron a los jueces que no serían procesados por el órgano juzgador, presidido por el senador colorado Óscar González Daher.
El presidente de la Corte, Luis María Benítez Riera, el viernes pasado, ordenó una auditoría a la gestión de los dos miembros del Tribunal de Apelación del Este. Se espera que la auditoría concluya rápido, para que los magistrados sean sancionados si se comprueba que actuaron al margen de las disposiciones legales.
Los antecedentes del caso revelan que la denuncia de evasión fue realizada por la Subsecretaría de Estado de Tributación, que refirió la producción de documentos públicos de contenido falso por US$ 270 millones. Según la denuncia, 13 proveedores que serían “fantasmas” otorgaron facturas truchas por montos millonarios a 285 contribuyentes.
Las dudosas actuaciones de los camaristas mencionados, conocidos por su cercanía con políticos de la zona, constituyen la prueba más palpitante de que aquellos que están para velar los intereses del ciudadano y del Estado son los primeros en actuar en contra para favorecer a los políticos, sus protectores y aliados. Una prueba más de que el Poder Judicial está al servicio de intereses políticos. En estas condiciones, la podredumbre de la corrupción seguirá gozando de buena salud, destruyendo al Estado y a la sociedad paraguaya.

Comments

Comentarios desde Facebook