Una jornada de tradición y de religiosidad en el Kurusu Ára

401

En el Cementerio municipal Don Bosco de Ciudad del Este, recordaron el tradicional Kurusu Ára, distribuyendo chipas y dulces a los niños. Benita Vega, dijo que hace doce años que sigue esta tradición religiosa, para recordar a su difunto padre.

En la ocasión se tuvo la celebración de una santa misa frente al camposanto municipal.
En la ocasión se tuvo la celebración de una santa misa frente al camposanto municipal.

Según el calendario católico, el 3 de mayo se celebra el Día de la Santa Cruz, en recordación al día en que Santa Elena habría hallado la cruz en la que Cristo murió. En nuestro país, El Kurusu Ára, tiene una celebración muy particular, dentro de la religiosidad popular, y consiste en la visita a los difuntos y la distribución de chipas y golosinas a los niños.
Según la tradición paraguaya, para esta fecha, las familias preparan un altar de hojas de laurel en torno a la cruz principal, que se adorna con las deliciosas chipas. Este ritual también es conocido como el Kurusu jeguá (cruz adornada), además, collares de maní cuelgan de las ramas bien enredadas, emulando rosarios, con chipas en formas de cruces y algunos caramelos.
Doña Benita explicó que según las tradiciones de su familia, se hace el Kurusu jeguá, para compartir con los visitantes, pero que este ritual se va perdiendo cada año y las personas solo van a los cementerios a repartir la chipa y los dulces.
“Cada año, en el Kurusu Ára, venimos al cementerio para repartir chipas y dulces a los niños. Esto lo hacemos en memoria de mi padre, que murió hace doce años ya que él siempre apreció mucho a los más pequeños y nos pedía para hacer esto en su memoria”, manifestó.
En el camposanto del barrio Don Bosco, también se tuvo una celebración religiosa en horas de la tarde, para recordar a los difuntos.
Así también, los funcionarios del área de Salud de la Municipalidad esteña brindaron asistencia a los que recurrieron al cementerio.

Comments

Comentarios desde Facebook