Los yuyos de la corrupción

549

El ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, lanzó ayer un peculiar argumento para justificar la entrega del predio de la ANNP para la explotación de un casino hotel. Según Leite, “Si no se hace algo, en la cabecera del puente van a crecer yuyos dentro de tres o cuatro años. Entonces pensamos en qué podemos hacer que preserve la tierra en manos del Estado”, esgrimió y agregó que “el ganador de la licitación será el que más pague al Estado”.
Es la mentira o la media verdad a la que ya nos vienen acostumbrando los funcionarios de la administración Cartes, “el ganador de la licitación” señalan pero ellos ya saben quién será el ganador e inclusive ya lo anunciaron en varias ocasiones.
En cuanto al primer punto sobre los yuyos de Leite, es el mismo argumento que había utilizado la administración Zacarías para entregar el predio de las nueve hectáreas para la construcción del shopping París. Se dejó abandonado durante años el terreno para que se llene de yuyos y suciedad para después argumentar que sería más provechoso ceder por chauchas y palitos, en vez de que siga siendo un basural.
Con ese pretexto, muchas instituciones públicas, administrada, actualmente por los funcionarios de Cartes, deberían estar en la lista de ser entregadas a firmas privadas. Basta con recorrer algunos hospitales públicos para ver el estado de abandono en que se encuentran.
Los ministros de Cartes, y entre ellos el mismo Leite, que se pasan viajando por el mundo deberían aprovechar cuando cruzan las fronteras para observar si encuentran algún casino o algún shopping en la línea internacional. Ningún país serio expone su soberanía abandonando su línea de frontera para la construcción de negocios. Solamente Paraguay, convierte en un mercado la línea internacional, porque los funcionarios sinvergüenzas si pudieran rifarían toda la República. El predio de Puertos debe ser conservado por su alto valor histórico y no se llenaría de yuyos si tuviéramos autoridades con patriotismo, que pueden convertir el lugar en un hermoso parque que sí puede atraer a turistas nacionales y extranjeros y disfrutar de la maravillosa vista del Paraná y el Puente Internacional.
Es cierto lo que dice Leite, cuando un lugar se abandona crecen los yuyos, como hace años en nuestro país crece el yuyo de la corrupción, de los funcionarios sin escrúpulos que aprovechan su posición para los negociados, para privilegiar a la misma claque que hace años viene pudriendo la República.

Comments

Comentarios desde Facebook