“Justicieros de la Frontera” quieren darse a conocer

790

El fiscal de Horqueta, Pablo Zárate González, informó ayer que mantiene la hipótesis de que el secuestro de Liduvina Ramírez -cuñada de Alejandro Ramos- fue hecho por el grupo “Justicieros de la Frontera” para hacerse conocer.

Zárate contó que ahora la fiscalía se centra en identificar a estas personas que secuestraron a Liduvina Ramirez por 23 horas entre el martes y miércoles pasado. “La señora Liduvina manifestó que este grupo se manifestó como Justicieros de la Frontera. Estamos ante esta situación de la identificación de los integrantes de este nuevo grupo que está actuando al margen de la ley”, manifestó el agente del Ministerio Público.
Según la víctima, fue secuestrada por cinco o seis personas vestidas de civil, pero con pasamontañas. “La señora está muy shockeada, está muy golpeada”, expresó Zárate. El fiscal pidió también dar la importancia necesaria a este nuevo grupo criminal porque cuando nació el EPP tampoco nadie creía.
Tanto la mujer como su marido, Anselmo Ávalos, aseguraron que los captores en todo momento preguntaron por Alejandro Ramos Morel, cuñado de la docente. La pareja les dijo que nada sabían de su paradero ni de su esposa, Lourdes Bernarda Ramírez. Ramos Morel abandonó las filas del EPP y conformó su propio grupo armado. Se sospecha que es el que mantiene secuestrado al ganadero Félix Urbieta.

Comments

Comentarios desde Facebook