Murió al caer de un barranco de dos metros

6350

Un hombre, aparentemente ebrio, murió al caer en un barranco a orillas del río Acaray. El trágico suceso fue presumiblemente después de las 21:30 del sábado pasado en el barrio Pablo Rojas, de Ciudad del Este. El hallazgo del cuerpo fue a las 7:45 aproximadamente de ayer.

El cuerpo sin vida de Francisco Fernández fue encontrado en la mañana de ayer.

La víctima fue identificada como Francisco Fernández (59), quien en vida residía solo en una vivienda ubicada en el referido barrio, a escasos metros de la costa del río Acaray.
Según los datos, el hombre ingería bebidas alcohólicas en la vivienda de su hijastra -situada a cuatro cuadras de su casa- en la noche del sábado pasado. Luego, se despidió de sus parientes para marcharse a su domicilio para descansar, según reveló Lourdes González (38) a la Policía.
Posteriormente, el hombre desapareció de sus familiares, hasta que fue encontrado muerto a orillas del río Acaray.
El fiscal de turno de Ciudad del Este, Julio César Yegros, indicó que el hombre cayó del barranco y murió al golpearse la cabeza contra una enorme piedra localizada a orillas del río. Se presume que Ferndández cayó a un precipicio de dos metros cuando se dirigía a su domicilio. De esa manera el fiscal descartó la hipótesis de un eventual homicidio.
El forense del Ministerio Público Eduardo Cano se trasladó hasta el escenario del hallazgo para inspeccionar el cuerpo y diagnosticó como probable causa de muerte “traumatismo de cráneo encefálico severo”.
Igualmente, acudió el agente de Criminalística Celso Servín para iniciar las primeras pesquisas del caso.
Los restos mortales de Francisco Fernández fueron entregados a su hija Ruth Fernández González.

Comments

Comentarios desde Facebook