Alarmante aumento de casos de suicidios en el Alto Paraná

2019

En lo que va del año se registraron unos 27 casos de suicidio en la zona, según los registros de la Policía Nacional. Esto alerta a los especialistas del área de psiquiatría, la psicóloga del Hospital Regional de Ciudad del Este, Patricia Soria, enfatizó que el suicidio es una tragedia que afecta a las familias y su entorno, con efectos terriblemente negativos y duraderos.

Patricia Soria, psicóloga.

Los registros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que cerca de 800.000 personas se quitan la vida cada año y muchas más intentan hacerlo. Por lo tanto, es un grave problema no solo de la salud pública, es un problema social educacional en algunos casos y que se puede prevenir, que requiere de intervenciones oportunas, estrategias de prevención e intervención en situaciones de crisis.
Soria explicó que se podría hablar de dos grupos “están los que intentan el suicidio, es decir, aquellos que no terminan en muerte. Estos intentos representan un grito de extrema ayuda”. Y están los que “al primer intento logran realizar el objetivo de auto eliminarse”. Sostuvo que el principal factor de riesgo del suicidio es un intento previo, por lo que es de suma importancia contar con los registros de los casos de intentos también.
En cuanto a los factores de riesgo, la profesional dijo que no se tiene un punto de partida específico. “Si bien es cierto, existen factores de riesgo que se van incrementando en el transcurso de las diferentes etapas de la vida, el suicidio es una conducta que se puede presentar incluso en el niño (aunque se cueste creer), en el adolescente, en el adulto o en el adulto mayor”, expresó.

IMPACTO DE LA CRISIS ECONÓMICA

Soria indicó que el incremento de suicidios relacionados con la crisis económica es un hecho, pese a que no se atribuye oficialmente las causas concretas de algunos casos, la situación económica es un factor influyente.
“Muchos casos inician con la pérdida del trabajo y de la posibilidad de afrontar las deudas normales de la propia vida. Vivimos escuchando demandas, los intereses son muy altos, los reclamos y las insistencias de las entidades muchas veces son de carácter amenazador, situación que puede llevar a una persona a la desesperación y atentar contra su vida”, advirtió.
La psicóloga expresó su preocupación por el alto índice de suicidios que viene ocurriendo en el país y sobre todo las necesidades de personal de blanco capacitado en técnicas de intervención en crisis, “No contamos en todos los servicios públicos con atención psiquiátrica y psicológica de urgencia las 24 horas ni con la asistencia telefónica gratuita”, enfatizó.

Motivos o señales

En cuanto a los motivos o causas que lleva a la persona a tan drástica determinación, la psicóloga
señaló que cada caso es distinto, existen diversos factores y varía de acuerdo al entorno de la persona, porque algunos toman como la única salida, no tienen una visión clara de la realidad, se sienten impotentes de resolver los problemas y a esto se le debe sumar la desintegración familiar.
“Muchos suicidios se producen impulsivamente en momentos de crisis que menoscaban la capacidad para afrontar las tensiones de la vida, tales como los problemas financieros, las influencias sociales desfavorables, las rupturas de relaciones o los dolores y enfermedades crónicas”, acotó.
Soria destacó que para evitar los casos de suicidios se debe prestar especial atención en algunas señales de alarma como: nerviosismo extremo, cambio de humor brusco, el constante llanto, tristeza extrema o el sentimiento de fracaso, baja tolerancia a la frustración, desesperanza, trastorno de sueño, pérdida de apetito y la dificultad para relacionarse con los demás.

Preocupación de la OMS

Ante la cantidad de suicidios que se registran a nivel mundial, este año la Organización Mundial de la Salud hizo énfasis sobre la depresión, con el lema de “Hablemos de la Depresión”.
La depresión afecta a personas de todas las edades y condiciones sociales y de todos los países, provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida.
En el peor de los casos, la depresión puede provocar el suicidio, que actualmente es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años de edad. No obstante, la depresión se puede prevenir y tratar.
Una mejor comprensión de qué es la depresión y de cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda.

LAS CIFRAS 

(Alto Paraná)

*De enero a
Diciembre del 2016:
-Casos de Suicidio: 48
-Tentativas: 13
*De Enero al 28 de
Julio del 2017:
-Casos de Suicidio: 27
-Tentativas: 2
Fuente: Policía Nacional.

Comments

Comentarios desde Facebook