Ejecutan a balazos a “cabritero” implicado en asalto a Prosegur

23023

Un presunto traficante de autos robados -que habría traído desde el Brasil los vehículos blindados usados en el asalto a Prosegur- fue esposado y ejecutado de once balazos por dos sicarios ante la mirada de vecinos del barrio Caacupemí de Presidente Franco. El crimen fue en la vía pública, poco después de las 17:00 del sábado pasado.

El cuerpo de Miguel Fernández Cano tendido sobre la calle empedrada, el sábado pasado.

Se trata de Miguel Ángel Fernández Cano (27), alias “Kuki”, quien en vida residía en el barrio Boquerón, de Ciudad del Este. Según el testimonio de los vecinos recogidos por la Policía, la víctima fatal con las manos esposadas descendió de un automóvil Mercedes Benz, de color negro, con chapa de terminación 620, y corrió para alejarse del vehículo al tiempo de pedir socorro.
En ese momento también salió del rodado un sicario vestido de color negro (con capucha y guantes incluidos) y con una pistola 9 milímetros disparó diez veces al cuerpo del joven, que cayó sobre una calle empedrada, a metros de unos niños que jugaban en la vía pública. Luego, el conductor descendió del auto Mercedes Benz y efectuó el tiro de gracia en la cabeza de Fernández Cano. Tras el crimen, los sicarios escaparon del lugar en el automóvil, escoltado por otro vehículo Toyota Premio.
Agentes de la comisaría 6ª y de Criminalística se trasladaron hasta el escenario del asesinato y encontraron 10 vainillas servidas esparcidas en la vía pública.
Los investigadores aún no descubrieron el trasfondo del crimen; aunque, las sospechas apuntan a un posible ajuste de cuentas o quema de archivo por parte de los bandidos o de la propia Policía.
La fiscal Lolia Zunil-da Martínez indicó que están en procura de filmaciones de circuito cerrado de la zona del crimen para tratar de identificar a los autores. Además de las inmediaciones del domicilio de la víctima, de donde había sido llevado tres horas antes de la ejecución.

Transportador de blindados

La Policía sindica a Fernández Cano como uno los principales “cabriteros” de la zona (traficantes de vehículos robados). En ese sentido, el joven habría traído del Brasil los seis rodados blindados, que usaron los asaltantes para escapar con más de 11 millones de dólares de Prosegur, en abril pasado.
Fernández Cano habría tenido su depósito de autos robados en el barrio Pablo Rojas de Ciudad del Este, vecindario que alberga a numerosos traficantes de vehículos ante la complicidad policial.

Tráfico de drogas

Fuentes investigativas revelaron que Fernández Cano también habría incursionado en el tráfico de drogas y cuenta con una orden de captura en Brasil por estar implicado en el envio de sustancias estupefacientes al país vecino.
Una de las parejas del joven -una brasileña que le habría ayudado a traer los vehículos blindados a Ciudad del Este- fue capturada por tráfico de droga en Brasil, días pasados.
Una comitiva fiscal-policial allanó en la noche del sábado último el apartamento de la víctima fatal, situado en un edificio del barrio Boquerón. En el lugar los intervinientes encontraron 49,9 gramos de marihuana, 8,8 gramos de cocaína y 0,8 gramos de crack.

Comments

Comentarios desde Facebook