Trabajo infantil: las monedas que dan vida al Estado corrupto

1117

Los niños bajo ninguna circunstancia pueden estar en la calle como trabajadores, están en edad escolar y etapas decisivas donde construyen su personalidad, explicó Norma Silvero. Sin embargo, la realidad es otra. Decenas de niños son vistos a diario rondando las calles de Ciudad del Este vendiendo diferentes productos. La directora de la CODENI, Lorenza Torres, reconoció que no existe una estadística o registro de cuántos niños se encuentran trabajando en la calle.

Existe una gran cantidad de niños que se dedican a trabajar en CDE.
Norma Silvero, Psicóloga.

En una travesía por descubrir la cantidad de niños que se dedican a trabajar en Ciudad del Este, decidimos realizar recorridos por varios puntos específicos. Se pudo ver que solo en el Km 7 se encontraban 10 limpiavidrios, en el microcentro, específicamente en la parada de ómnibus, había cuatro pequeños vendiendo diferentes productos. En tanto, en cercanías del exaeropuerto estaban siete menores de 15 años vendiendo golosinas. Un total de 21 niños y adolescentes, solamente en tres puntos de la ciudad.
“Observar, día a día niños trabajadores en la calle, desde limpiavidrios hasta vendemedias y más, es nuestra realidad. Cabe resaltar que es muy importante incluir a los niños en responsabilidades y tareas compartidas. Pensando bien, los niños cimientan en esta precisa etapa sus actitudes, capacidades y su carácter, y estos a la vez, van modelando su perfil. Sin embargo, será otra la situación exponiéndolos a tareas forzosas y obligadas, donde se exponen a múltiples situaciones mirando la vulnerabilidad y responsabilidades que corresponden a los adultos, a los padres”, indicó, la psicóloga Norma Silvero.
La profesional explicó que los niños bajo ninguna circunstancia deben estar en la calle como trabajadores, se debe comprender muy bien que esta etapa conlleva ventajas como la plasticidad para el aprendizaje escolar, además, para la construcción de su propia personalidad y que de ello dependerá su logro en un futuro no lejano. Aparte de su éxito como persona y como profesional.
Torres, por su parte explicó que la Codeni es una dirección que depende de la Municipalidad y que cuando existe necesidad trabajan con Desarrollo Social para la asistencia.
“No contamos con registro, ya que es difícil. De repente encontramos una criatura vendiendo jugo, agua o alguna golosina y se trabaja con ese niño. Pero contabilizarlo es un tanto complicado ya que hoy están 5 o 6, al día siguiente están 15, salimos a la calle a trabajar con ellos, al tercer día están 2”.
También destacó que si existe un registro de adolescente trabajador en empresas son actualmente 37 jóvenes.
En cuanto a la educación, refirió que cree que del 100%, un 80 % o 90% estudia. “Nosotros controlamos eso, pocos son los que no están escolarizados. Ellos van a la calle fuera del horario escolar, en lo posible tratamos de que no vuelvan a las calles, concienciamos a los padres de cuáles son los peligros, porque hay algunos padres inconscientes que ellos mismos le mandan a sus hijos a las calles. Tenemos varias familias que son así, que porque sus hijos quieren trabajar se van, hay otros que ellos mismos los mandan a trabajar y otros pocos donde los hijos van sin autorización y sus padres ni enterados están de que trabajan”.

“…No se dedica a generar recursos, solo a pedir a quien ya ha generado recurso”

Oscar Kuchenmeister.

“Para cualquier persona y más para un chico es un aprendizaje, y lo que está aprendiendo es a recibir de forma gratuita dinero y mañana va a querer que se le pague su deuda y es porque eso es lo que ha aprendido en la ‘escuela de la calle’, que se obtiene dinero pidiendo a otros que tienen que producir por el, él se limita a recoger.
El niño se encuentra en un proceso de aprendizaje de la vida y el mensaje que subyace en la limosna es que uno puede pedir a otra gente, sin necesidad de producir nada. Creyendo que otro tiene la obligación de darle a quien no tiene, y no se dedica a generar recursos, solo a pedir a quien ya ha generado recurso”.

“Tener niños en las calles es un símbolo de nuestro fracaso como sociedad”

Bruno Saldaña.

Bruno Saldaña explicó que es un tema bastante delicado, pero que lamentablemente es algo que se ve todos los días. Resaltó que a nuestro país no le faltan leyes, sin embargo, lamentó que no exista la suficiente seriedad para hacerlas cumplir. “Tener niños en las calles es un símbolo de nuestro fracaso como sociedad”, enfatizó.
En cuanto a dar limosnas a los niños dijo que no es lo correcto, pero que solo alguien con el “corazón de piedra” dejaría que un niño pase hambre. “La solución sería darle a una institución en vez de darle al niño. Si todos destináramos a un mismo fin, a un mismo lugar capaz podremos cambiar la realidad de muchos niños”.
“Todos somos responsables, desde la familia, el Estado, la sociedad en general, que somos nosotros mismos.
Finalmente creo que es muy factible terminar con ese problema, así como con otros tantos, el día en el que todos, estado, la familia y la sociedad, tengamos la predisposición de trabajar juntos. Mientras tanto, van a seguir brotando niños bajo los semáforos”, sentenció Saldaña.

“La limosna no es al niño, sino al Estado corrupto”

David Riveros

“La limosna no es al niño, sino al Estado corrupto. Es una forma en la que preferimos la solución simple, rápida y que nos hace sentir mejor en menor tiempo; así no tenemos que preocuparnos con el problema estructural, o con exigir que nuestros impuestos se inviertan correctamente, o con que los impuestos sean progresivos para poder financiar programas sociales, entre otras cosas. Al mismo tiempo, está el grupo que siente gratificación moral al no dar limosna, por sentir que así no perpetúa el problema de la dependencia, los vicios de los padres y cosas similares.
El problema no es dar o no dar limosna. El problema es que si no se mira al problema estructural, no importa si uno da o no da limosna, porque sin atacar el problema, el resultado es el mismo”.

Normas Internacionales:

1- Convención Internacional por los Derechos del Niño:
Ratificado por Paraguay en el año 1990 como Ley 57/90. Establece los derechos del niño, entre ellos, el Art. 27, el cual dice que los Estados deben reconocer y promover el derecho del niño a un nivel de vida apropiado para su desarrollo.

2- Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT):
Establece normas sobre la edad mínima (15 años de edad) para el acceso al trabajo y fue ratificado por Paraguay en noviembre del 2003.

3- Convenio 182 de la organización internacional del trabajo (OIT):
Prohíbe las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación. Fue ratificado por Paraguay como Ley Nº 1.657, del 10 de enero de 2001. En nuestro país, se aprobó el listado de trabajo infantil peligroso mediante el Decreto Nº 4951, del 22 de marzo de 2005.

Normas Nacionales:

1- Constitución Nacional:
Art. 90-Del Trabajo de los Menores: para aquellos trabajadores menores de 18 años se tendrán en cuenta los derechos del trabajador menor (Código Laboral, Art. 119-127) para un desarrollo físico y psicológico normal.

2- Código de la niñez y la adolescencia (LEY 1680/01):
Se encuentra adecuado a los principios y a las normativas de la Convención Internacional por los Derechos del Niño.

Art. 25- Del Derecho del niño y adolescente a ser protegidos contra toda forma de explotación-“El niño y el adolescente tienen derecho a estar protegidos contra toda forma de explotación y contra el desempeño de cualquier actividad que pueda ser peligrosa o entorpezca su educación, o sea nociva para su salud o para su desarrollo armónico e integral.”
Art. 54- De los trabajos prohibidos- los menores con edad suficiente para trabajar no pueden hacerlo en lugares subterráneos o bajo agua y, adicionalmente, no pueden estar involucrados en otras actividades peligrosas para su salud física y mental.

3- Código Laboral
Art. 119- Los menores de 15 años de edad no pueden trabajar en empresas industriales, públicas o privadas.
Art. 121- Aquellas personas mayores de 15 años (pero menores de 18 años) sólo podrán trabajar cumpliendo con los siguientes requisitos: certificado de nacimiento, autorización de representante legal, seis horas diarias de trabajo y 36 horas semanales, entre otros.
Art. 125- Listado de actividades consideradas trabajo infantil peligroso:
– Trabajos ambulantes
– Trabajos que requieran el manejo de bebidas alcohólicas
– Trabajos insalubres
– Trabajos nocturnos
– Trabajos con jornadas superiores a la establecida en el Art. 121

 

Comments

Comentarios desde Facebook