Juez ordena encarcelamiento de presunta “viuda negra” de CDE

3266

La juez penal de garantías Fátima Burró ordenó el envío a la correccional de mujeres de Ciudad del Este de una presunta “viuda negra”, procesada por supuestamente contratar a un sicario, que asesinó de tres balazos a su esposo. El abogado defensor Jorge Romero sostuvo que la mujer es inocente.

Cuando la mujer con el rostro tapado se retiraba ayer de la sede judicial tras la audiencia.

Daisy Juanita Ríos Medina (42) llegó ayer, poco antes de las 11:00, al juzgado coincidentemente con una vestimenta completamente de color negro. La sospechosa tuvo su audiencia de revisión de medidas con la intención de obtener arresto domiciliario en el marco del proceso por el asesinato de su esposo Darío Brítez Díaz (50).
La mujer fue procesada por la Fiscalía, tras ser delatada por el sicario Marcial Fernández Benítez -autor confeso del asesinato de Brítez Díaz- como la mandante del crimen registrado el 11 de agosto de 2011, en el barrio Ciudad Nueva, de Ciudad del Este.
El matón reveló que debía cobrar G. 100 millones; pero que después no percibió la totalidad de la suma acordada, por lo que amenazó de muerte a Ríos Medina para abonar el dinero faltante. Luego, sufrió un atentado en la prisión. Fernández Benítez fue condenado a 30 años y en 2015 se fugó de la cárcel de Pedro Juan Caballero.
La presunta “viuda negra” fue capturada el sábado pasado, en el aeropuerto Silvio Pettirossi de Luque, cuando regresaba de España.
Tras la audiencia de revisión, la juez Burró rechazó la pretensión de la defensa y ordenó la reclusión de Ríos Medina a la cárcel regional de mujeres Juana María de Lara.
Los familiares de la víctima fatal acompañaron la cita judicial de la víspera y recordaron que Brítez Díaz estaba en proceso de separación de bienes con la ahora apresada cuando sucedió el asesinato. Ambos tenían dos hijos en común, uno de 11 años y otra de 17 años.
Los parientes de Ríos Medina y su hija de 17 años también estuvieron en la sede judicial. Los familiares de la “viuda negra” y de la víctima fatal protagonizaron una discusión en el pasillo del juzgado, por lo que la seguridad fue reforzada con la presencia de policías.

Alega inocencia

El abogado Jorge Romero, defensor de Ríos Medina, sostuvo que su cliente es inocente y señaló que una “mano oscura” está detrás de su imputación.
El letrado insinuó que la supuesta conspiración sería de la hermana de la víctima, de nombre Zulma, al recordar que ella manejaba el dinero que el matrimonio enviaba desde Estados Unidos. Luego, Ríos Medina y su esposo regresaron al país y comenzaron los problemas por los bienes.
Por su parte, Diana Ríos Medina, hermana de la sospechosa, dijo que tras la muerte de Brítez Díaz desaparecieron sus vehículos traídos de Estados Unidos para la venta y su bodega, dejando a entender que los familiares de la víctima se adueñaron de las cosas.
En otro momento, el abogado Romero aseguró que a cliente no tiene vinculación alguna con el sicario y descalificó la acusación del matón sobre la supuesta mandante del crimen.
Igualmente, el letrado desmintió la versión de que la presunta “viuda negra” habría falsificado un oficio judicial para levantar su orden de captura. “Al enterarse de la falsificación por las noticias, mi cliente vino al país para ponerse a disposición de la justicia”, expresó.
Romero aseveró que la sospechosa “no sabía” de que contaba con orden de captura desde el 9 de setiembre de 2015.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp