Unidad y dedicación, bases de la consagración

468

La unidad y dedicación de todos fueron los fundamentos para la consagración de Obreros Unidos, según Rafael Rivas, director técnico del plantel. Por vez primera accedió al cetro como DT de un equipo principal.

Rafael Rivas (izquierda) celebra el gol que obligó la disputa de la finalísima.

El adiestrador recordó que siguió el proceso que comenzó Mario Álvarez, campeón 2016 con la entidad rojiverde. “Yo seguí lo que Mario Álvarez comenzó, el mérito es de él también. Lamentablemente no pudo seguir por problemas de salud. Además, hubo mucha unidad y dedicación de todos. Los dirigentes cumplieron todo y el resultado está a la vista”, subrayó.
Los atletas del plantel a su cargo son del club y asimilaron la filosofía de trabajo y objetivos de la institución. No hubo renuciamientos a la meta establecida, aún a sabiendas de lo duro que sería, y sobre todo, cuando el equipo perdió la primera puja por el título de la temporada, afirmó el adiestrador.
Rivas indicó que su perfil de trabajo está en la formación de juveniles, dada la experiencia que tuvo en otros clubes como Pettirossi, de Encarnación, 6 de Enero, de Limpio, 3 de Febrero, de Ciudad del Este (en la categoría reserva), sub 20 de la selección Hernandariense. Inclusive, en Obreros estuvo en las inferiores, cuando le propusieron dirigir al plantel principal.
Ofertas: “Cuando llegamos a los objetivos, muchas puertas siempre se abren. Pero nuestro cuerpo técnico está firme ahora en la selección de Hernandarias Sub 17”.
Desafíos: “Escalar como profesional técnico. Ir paso por paso y hacer bien los deberes y con humildad”.

Comments

Comentarios desde Facebook