Ya no funciona la estrategia del cháke

2744

El gobernador del Alto Paraná, Justo Zacarías, anunció que proyecta construir un polideportivo en un predio que pertenece a la Seccional Colorada, 1 de Ciudad del Este. El emprendimiento demandará una inversión de más de 1 millón de dólares, según dijo.
El proyecto de edificar un espacio deportivo, data de hace varios años y el plan inicial era ubicarlo en la excantera municipal, sin embargo, sorpresivamente el local fue cambiado. Zacarías explicó que la intención es que la Junta de Gobierno ceda el terreno a través de una cesión en comodato por 30 años. O sea, que la obra se ejecutará con dinero público, pero estará ubicado en un predio privado que será prestado por el referido lapso de tiempo.
La estrategia es siempre la misma. Por mucho tiempo dejan abandonados los espacios, haciendo que se conviertan en “molestias” para la ciudadanía, para finalmente proponer una “brillante idea” de otorgarla en concesión. Sucedió así con el famoso predio de las 9 hectáreas, que originalmente había sido expropiado para los mesiteros, permaneció abandonado y sucio, hasta que fue entregada a una firma privada en una concesión a precio de chauchas y palitos, por 30 años. La misma estrategia se pretendió utilizar con el predio de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) el cual está actualmente en proceso y ahora con el mismo modus operandi aparece el caso del polideportivo. Coincidentemente, detrás de la entrega de estos predios están los mismos personajes.
Ciudad del Este necesita de un polideportivo, hace años que se viene reclamando y hace años que se viene prometiendo, pero es esta misma administración la que nunca promovió su construcción. Ahora presenta un proyecto, cuestionable desde todo punto de vista. Teniendo en cuenta que la habilitación de un polideportivo significa poder realizar eventos que concentren una gran cantidad de personas, es absolutamente poco recomendable instalarlo en una zona, que de por sí ya está bastante colapsada.
La ciudad todavía tiene muchos sectores no desarrollados y postergados. Entonces, no se entiende cuál es la obsesión de concentrar todo en una zona. A la serie de críticas se suma que la propuesta se hizo entre gallos y medianoche. El miércoles en horas de la mañana Justo Zacarías habló del proyecto y a la noche ya presentó la propuesta en la ANR.
Nunca se había escuchado hablar de este plan y de su tamaña inversión, que debe hacerse con la debida transparencia, apertura y si es posible, la mayor participación ciudadana.
La administración municipal y departamental, y sobre todo, la familia Zacarías tienen que entender que lo que ellos están administrando es dinero de la gente y que tienen que rendir cuentas, porque son funcionarios públicos. Pero es más, ya deberían enteder que ya no tienen el poder que tenían hace 15 años, cuando con el “cháke” le hacían correr a cualquier persona que se opusiera a sus intereses.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp