“Pez gordo” del narcotráfico estaría detrás del asesinato de los jóvenes

22661

Un “pez gordo” del narcotráfico de la zona sería el mandante del asesinato de dos jóvenes franqueños, encontrados enterrados el martes pasado, según fuentes investigativas. Fiscalía y Policía esperan la colaboración de familiares de las víctimas para aclarar el caso.

Los cuerpos de los jóvenes fueron encontrados enterrados en una fosa del Km 8 Monday, de Presidente Franco.

Los investigadores manejan la información de que Roberto Javier Santacruz Carballo (25) y Anderson Alfredo Morel Denis (26) fueron muertos por orden de un narcotraficante de la Triple Frontera.
El capomafioso habría decidido el asesinato de los jóvenes luego de que una carga de droga no haya llegado a su destinatario, revelaron fuentes investigativas.
La Fiscalía y la Policía descubrieron que Santacruz Carballo viajaba constantemente a Pedro Juan Caballero y a Brasil, al obtener extraoficialmente el movimiento de su celular. En la fecha se tiene prevista la recepción del informe de la empresa telefónica sobre el desplazamiento del aparato de comunicación.
En el bolsillo de Morel Denis fue encontrado un pendrive, que será analizado por los agentes.
Los investigadores sospechan que los jóvenes estaban vinculados con narcotraficantes de la frontera y esperan que los familiares de las víctimas, en especial de Santacruz Carballo, brinden mayores datos para avanzar en las pesquisas.
La última llamada en el teléfono de Santacruz Carballo fue atendido por un extraño, quien dijo en castellano a los familiares que el joven “está con el patrón”.
Los investigadores presumen que los muchachos usaban otros números telefónicos para comunicarse con las personas, con quienes se iban a encontrar.


El subcomisario Fabio Rolón, jefe de la Sección de Homicidios de la Policía, dijo que los jóvenes sacaron el automóvil Toyota Allion -que fue hallado quemado en Brasil- de una playa del Km 8, de Ciudad del Este, cuatro días antes de la desaparición. El vehículo fue retirado (con entrega de G. 12 millones, más 20 cuotas de G. 1.000.000) a nombre de Morel Denis.
Sin embargo, Santacruz Carballo usaba el rodado como suyo y dejaba estacionado en su domicilio. Los familiares de Morel Denis ni sabían que él tenía un auto a su nombre.
El vehículo fue encontrado incinerado en Foz de Yguazú. Los investigadores descartaron que el auto Toyota Allion haya sido traído de la ciudad vecina y luego llevado nuevamente al territorio brasileño en la tarde de la desaparición, como habían asegurado los familiares. Los parientes se confundieron con otro rodado de iguales características al revisar el circuito cerrado, aseguraron los investigadores.
La agente comentó que Santacruz Carballo tenía un negocio de productos informáticos, pero hace tres meses cerró y planeaba abrir con un hermano un lavadero.
Los cuerpos de los jóvenes fueron velados ayer en su domicilio -distante a tres cuadras uno del otro- y luego sepultados en el cementerio franqueño.

Comments

Comentarios desde Facebook