Secretaria de juez encajona oficio

9094
Mónica Talavera, actuaria.
Óscar Villalba Gómez, funcionario de Itaipu.

Una mujer denunció que la actuaria del juzgado de la Niñez y la Adolescencia, a cargo de Graciela Ovelar, encajona un oficio judicial para evitar el embargo del salario de un funcionario de la Itaipu Binacional por deudas por prestación alimentaria.
Laura Mazó y Óscar Antonio Villalba Gómez -funcionario de la Itaipu con salario de G. 31 millones- tienen en común un hijo de 5 años.
La juez Ovelar embargó el salario por G. 12 millones de Villalba Gómez por deudas acumuladas en favor del menor. Sin embargo, nunca se efectivizó la orden judicial debido a que la actuaria Mónica Talavera encajona el oficio en vez de enviar al banco.
El 2015, la mujer en representación de su hijo demandó al funcionario para que cumpla con su deber de padre y asista económicamente a la criatura.
La madre pidió al juzgado el 25% del salario de Villalba Gómez (alrededor de G. 7.500.000). Sin embargo, la juez Ovelar estableció solo el 10% (G. 3 millones).
La accionante sostuvo que el monto del 10% es insuficiente en consideración de que su hijo sufre de asma alérgica grave por lo que requiere de costosos medicamentos.
Mazó a través de su abogado Omar Ortiz apeló la resolución y el caso es estudiado por la Cámara de Apelaciones.
La afectada indicó que presentará una queja contra la actuaria Talavera en la Superintendencia de justicia, para que sea castigada con medidas disciplinarias.
El funcionario está imputado por la Fiscalía precisamente por incumplir el deber legal alimentario a favor de su hijo menor.

Comments

Comentarios desde Facebook