Bullying en las escuelas, un mal silencioso que afecta a varios niños

944

Lic. Luz Marina Domínguez, especialista en psicología infantil.

Se trata de un tipo de maltrato silencioso que afecta a centenas de niños en las diferentes escuelas del Alto Paraná. Si bien no existen denuncias ante la Fiscalía de Ciudad del Este y alrededores, hay reclamos verbales sobre diferentes formas de bullying. Los casos más comunes afectan a niños con sobrepeso, a los de estatura pequeña y a los que son de escasos recursos económicos.

La licenciada Luz Marina Domínguez, especialista en psicología infantil en Ciudad del Este, nos explica algunas situaciones al respecto.

-¿Cuáles son las causas más comunes del bullying?

Las causas del bullying pueden ser varias, y se manifiestan en mayor o menor intensidad de acuerdo al tipo de sociedad en la cual habita el niño o adolescente.
Es importante mencionar que en la actualidad, en muchos casos, el tiempo de los padres para compartir con los hijos es cada vez menos, porque ambos trabajan o porque la criatura crece con una madre soltera que debe estar la mayor parte del día fuera de la casa. Esto afecta no solo lo que come o viste el niño, sino también su carácter y conducta que es de vital importancia en la edad infantil.
Ese ambiente descrito hace que los bullyings sean causados por muchos factores. Entre ellos los más comunes son el estrés, la sociedad que cada vez es menos tolerante y la crisis de valores.
-¿En qué etapa escolar se pueden dar más ataques de bullying?

En esta región se percibe que en la educación primaria, principalmente entre los niños de 12 o menos años. Hay indicadores que reportan la práctica de bullying en los centros educativos. Esta práctica es más común en los niños que en las niñas.

-¿En qué casos se dan más los ataques de bullying y porqué?

En varios casos un chico hace bullying a otro niño, generalmente menor en edad o en estructura física. Es muy probable que el agresor también sufra algún tipo de agresión y lo que está haciendo es replicar el daño recibido en mayor o menor grado, a un ser más indefenso que él.

-¿Quiénes son los más vulnerables para recibir este tipo de ataques?

Es común que un niño un tanto excedido de peso sea un blanco bastante usual de la práctica de algún tipo de bullying en su entorno, principalmente en el ámbito escolar.

-¿En otros lugares, ¿se pueden dar con más facilidad esas agresiones?

En nuestra sociedad es común la utilización del transporte escolar como medio para ir y volver de la escuela. Ese transporte lleva a niños de diferentes edades, y un niño puede sufrir bullying físico como estirones de cabello o empujones, ataques verbales por su vestimenta o su apariencia física, o lugar donde vive, etc.
Esto puede ocurrir durante el traslado de la casa a la escuela y viceversa, y en muchos casos, dichos niños no manifiestan lo ocurrido a los padres y solamente se niegan a ir a la escuela utilizando el transporte escolar, aduciendo cualquier dolencia.

-¿Qué otras situaciones son escenarios de bullying en las escuelas?

En las prácticas deportivas se dan mucho ataques de bullying. El niño que tiene algún tipo de dificultad para aprender el deporte que practican en educación física suele ser una víctima permanente.
También cuando el niño tiene dificultad para aprender otras áreas, sucede que participa poco en la clase de la materia que tiene dificultad para aprender, y cuando el docente le da participación y la respuesta no es la adecuada, allí generalmente empieza una sistemática acción de bullying por parte de los otros alumnos. Esto ocurre generalmente a espaldas de la profesora y los términos más utilizados por los agresores son; “niño tonto, compañero tortuga, retrasado mental vete a otro lado, etc”.

Callar para evitar represalias

En Ciudad del Este hay grandes escuelas en las que se puede observar si se da seguimiento varios casos de bullying. Sin embargo, los chicos prefieren callar, por temor a represalias. Hay casos en donde los padres son alertados, pero tampoco optan por tomar una medida para evitar conflictos en la institución.
La psicóloga mencionó que existen casos en la región, pero al no ser denunciados quedan como aislados. “Siempre llegan a consultar, algunos chicos que hoy tienen 15/16 años manifiestan que a la edad de 6 años sufrían ciertos casos y exponen sus historias”, destacó la profesional.

Comments

Comentarios desde Facebook