Alumnos corren riesgos en una escuela que está en reparación

652

El segundo piso de la escuela Básica N° 5.458 Adela Speratti está siendo reparada pero las obras generan un verdadero caos y riesgos para todos los alumnos. La parte eléctrica falla constantemente e incluso ya ocasionó un cortocircuito. Parte de la estructura pareciera moverse en algunos momentos y cuando llueve la situación se vuelve insostenible.

La reparación de aulas de la planta alta ocasionan grandes perjuicios a las demás aulas de la planta baja.

Son cuatro las aulas que están siendo modificadas en la planta alta de la institución, con fondos de Fonacide a través de la Municipalidad de Ciudad del Este. Los trabajos comenzaron en junio y deberían culminar este fin de mes. Se realiza la reparación del techo de dos aulas, la dirección y otro salón.
Desde el inicio de las obras, los problemas comenzaron a surgir. “Estamos sufriendo una serie de inconvenientes con estas reparaciones. Nuestro sistema eléctrico quedó totalmente dañado, cuando llueve las aulas se inundan y no hay ambiente para desarrollar clases”, se quejó la directora de la escuela María Luisa Garcete.
La encargada de la institución manifestó que los trabajos no se están realizando en forma y que las obras quedaron paralizadas por muchos días y nadie brindó explicación sobre los motivos de la paralización.

Los alumnos deben dar clases en el patio, bajo árboles porque sus aulas quedaron inutilizables.

“Los alumnos están muy afectados, porque el proceso de desarrollo de nuestras actividades no se realiza con regularidad por este problema. Desalojamos la planta alta para que se hagan los trabajos, desmantelamos la parte eléctrica y nuestra alarma y desde entonces, nada funciona bien”, destacó.
Dijo que al desprender la parte eléctrica, los obreros la volvieron a instalar pero de manera precaria, por lo que se producen sobrecargas y baja la llave central constantemente.
“Quedamos a cada rato sin iluminación y ese es el mayor problema. Los cables están a la intemperie y nuestros chicos corren muchos riesgos de esta manera. Ya sufrimos mucho desde entonces y en vez de mejorar, empeoró nuestra situación con estas reparaciones”, señaló.
“Antes de que comenzaran las obras habíamos pedido seguridad pero al final no nos dieron. Esta es la hora en que tenemos que reclamar el problema que se está volviendo insostenible”, resaltó.
La escuela tiene actualmente 400 alumnos en los turnos tarde y noche. Cuenta con 12 aulas en total en las dos plantas, alta y baja.
La empresa adjudicada para las obras de reparación que se realizan es Constructora Alpe S.A.

“Nuestros hijos estudian bajo árboles por este problema”

María Luisa Garcete, directora de la escuela.

Alcides Medina, presidente de la comisión de padres, mencionó que la situación es muy difícil y que los chicos son los más perjudicados. “Nuestros hijos estudian bajo árboles por el problema que existe. Las aulas actualmente no están en condiciones de ser utilizadas. Ni siquiera las que están en planta baja porque no tienen buen soporte”, dijo.
Aseguró que la institución esta muy deteriorada por los malos trabajos que se están realizando. “Aparentemente las aulas de arriba no pueden ser techadas porque las de abajo no fueron reforzadas para soportar más peso. Muchas cosas no se previeron y por eso ahora surgen más riesgos”, acotó.
El padre de familia comentó que van a acudir a la junta municipal y a otras instancias para buscar una solución al problema.
El concejal municipal Celso Miranda se hizo eco de la queja y envió a su representante legal Jorge Brítez, a verificar las instalaciones de la escuela. Aseguran que van a intermediar en el caso y ver las posibles soluciones.

Comments

Comentarios desde Facebook