Detienen a dos estudiantes sospechosos de un asalto

12394

Agentes de Investigación de Delitos irrumpieron un colegio de Ciudad del Este y aprehendieron a dos estudiantes como sospechosos de ser los autores de un robo agravado. La prueba en contra de los adolescentes es un celular que se encontró en el lugar del atraco del martes en inmediaciones de una iglesia y fueron reconocidos por las víctimas. El director de la institución defendió a sus alumnos y criticó el operativo policial.

Las víctimas fueron Sever Domínguez Lugo (20) y Jessica Daniela Leguizamón Ramírez (24), quienes circulaban sobre una moto Yamaha YBR 125, color negro con placa N° 778 BOG. Los mismos fueron interceptados el martes en inmediaciones de la Iglesia Evangélica Belén por tres sujetos desconocidos. Los motobandis circulaban en un biciclo tipo Enduro con tanque color blanco y con arma de fuego. Tras obtener el objetivo, los bandidos se dieron a la fuga. En el lugar, los afectados encontraron un celular de uno de los asaltantes por lo que presentaron el aparato en la comisaría local para su investigación. Al ver la galería de fotografías, identificaron a dos de los presuntos motochorros. Agentes de investigaciones ubicaron a los sospechosos y montaron guardia frente al Colegio Nuevo Horizonte, del Km 10, Acaray, donde detuvieron a dos menores y los trasladaron hasta la comisaría.
Se trata de D.A.C.B, y D.A.O.O., ambos de 17 años, quienes negaron la participación y no opusieron resistencia a la detención.
Domínguez Lugo y Leguizamón Ramírez, reconocieron a los menores como los responsables del asalto a mano armada.
El director de la institución, Juan Vicente Ayala, criticó el procedimiento en vista de que varios alumnos se asustaron por el actuar de los uniformados en dicho colegio. “Lastimosamente fue de esa manera. Los policías ingresaron sin siquiera acercarse ante mí a comunicar sobre el operativo. Uno de los detenidos trabaja en un hotel, inclusive hay circuito cerrado en su trabajo que puede confirmar que no participó en lo que se le acusa. Mientras que el otro dijo que le habían robado su celular junto con otro amigo”, expresó Ayala.
Se comunicó al fiscal de turno quien ordenó el traslado de los mismos hasta su unidad mientras prosiguen con las investigaciones.

Comments

Comentarios desde Facebook