Incendio en Mercado de Abasto de Asunción dejó cuantiosas pérdidas

1094

Un incendio de grandes proporciones consumió ayer más de 350 puestos de venta del Mercado Central de Abasto de Asunción. Los bomberos lograron controlar el incendio luego de más de cinco horas. No se reportaron heridos ni fallecidos.

Una gran humareda en pocos minutos invadió el lugar.

De acuerdo a los reportes, el voraz incendio se produjo en el Bloque C cerca de las 14:00. Los comerciantes rápidamente alertaron a los bomberos, pero en pocos minutos una gruesa columna de humo invadió la zona.
La descomunal proporción de las llamas destruía todo a su paso. Las cuantiosas mercaderías guardadas dentro del bloque se consumían y engrosaban la humareda. El avance del fuego era directamente proporcional a la desesperación de los permisionarios. Muchos decidieron arriesgarse y entrar a sus puestos a rescatar mercaderías, mientras otros lamentaban haber perdido años de sacrificios y esfuerzos. Y algunos aprovecharon la confusión y el caos para rapiñar los comercios afectados.
Fueron necesarias más de cuatro horas para que decenas de bomberos pudieran controlar la situación. Empezaron por frenar el avance del fuego y así evitar que se expandiera a otros bloques, luego se centraron en la extinción.
Un sector con garrafas y fuegos artificiales fue el principal objeto de atención de los bomberos. Extremaron esfuerzos para que el fuego no llegase a esos depósitos, explicó el bombero Carlos Torres.
El director del mercado, Víctor “Oti” Sánchez, dijo que en ese bloque se encontraban solo vendedores minoristas de diferentes rubros, pero descartó que allí se comercialicen fuegos artificiales, aunque los restos del incendio echaron por tierra esta declaración. No solamente restos de petardos en los alrededores advertían de este riesgo, también las constantes detonaciones dentro del edificio. Vender y almacenar estos elementos en esas condiciones es ilegal.
A medida que los bomberos ganaban la batalla, los comerciantes seguían rescatando algunas mercaderías. Las altas temperaturas dejaron al edificio completamente inutilizable. El capitán de bomberos, Rubén Valdez, aseguró que se debe realizar un peritaje para diagnosticar las condiciones edilicias, aunque a simple vista se aprecia el deterioro en las paredes. Pese a la enorme proporción del siniestro, no se reportaron heridos ni fallecidos.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp