Repunte del comercio de CDE con masivo ingreso de turistas

Una masiva concurrencia de turistas se puede observar en las últimas semanas en el microcentro de Ciudad del Este. El movimiento comercial mejora y muchas tiendas aprovechan esta temporada para lanzar sus ofertas y promociones. Los artículos navideños, electrónicos y equipos informáticos son los mayores atractivos.

Los turistas llegan en gran cantidad en las últimas semanas para realizar compras.

Brasileños y argentinos copan las calles del centro de la ciudad y también se puede observar a turistas de otros lugares que llegan para realizar sus compras. Ante la variedad de productos y ofertas, y luego de una leve mejoría de la situación del Brasil, el ambiente comercial registra mejorías.
Si bien cada fin de año el movimiento comercial mejora de forma considerable, existía un temor de que este año no haya mucha afluencia de compradores. Sin embargo, al mirar la zona céntrica se puede notar una masiva afluencia de turistas. En la actualidad los productos preferidos son los productos navideños. Las tiendas de electrónicos, ropas y perfumes son las más visitadas.
Daniel Mujica, economista de la región, explicó que el fenómeno de compras por fin de año ya está presente en la ciudad y que todo indica que este año el comercio cerrará con buenos números.
Manifestó que para que CDE sea aún más productiva, urge rediseñar toda la estructura de la región y apostar por ampliar más los servicios y áreas que se puedan ofrecer a los turistas.
“Falta fortalecer el turismo comercial porque antes venían miles de sacoleiros a comprar pero ese tiempo se acabó. Cuando entró lo que es el tratado del Mercosur, en cuanto al arancel externo común comenzó a oprimirse el movimiento comercial. Sin embargo, hay buenas ventas ahora pero se necesita proyectarse más allá del centro”, indicó.
El economista explicó que para que Alto Paraná crezca aún más como polo comercial, es necesario que las autoridades y empresarios se unan en un plan de desarrollo estratégico que contemple el turismo, la cultura y mucho más.
“Aquí hay tanto por hacer. Se puede habilitar cerca del centro una feria permanente en donde artesanos puedan ofrecer sus productos y en donde los turistas puedan encontrar comidas típicas para que conozcan lo nuestro”, señaló.
Dijo que todos merecen ese espacio para poder crecer en distintos rubros y que de esa manera la región también se irá desarrollando y el movimiento comercial irá en aumento con el complemento de más servicios.
Expresó que no solamente en CDE debe centrarse todo, sino comenzar a expandir el movimiento en los demás distritos cabeceras como en Minga Guazú que ya abre camino a ser una zona industrial y Pdte. Franco y Hernandarias, que se preparan como lugares de turismo.

Urge construcción de segundo puente

Daniel Mujica, economista.

El economista Daniel Mujica explicó que para que Alto Paraná crezca y se desarrolle aún más, es fundamental que ya se construya el segundo puente con el Brasil, ya que es la única forma de atraer a más turistas.
“El Puente de la Amistad está saturado y cada día es más complicado cruzar. Los turistas no van a querer esperar dos o tres horas para cruzar el puente por eso para atraer a más gente, tenemos que tener otra vía de ingreso y salida”, añadió el profesional.
Aseguró que una vez que se cuente con el segundo puente y otras alternativas de transporte así como trenes eléctricos, la zona mejoraría enormemente.
El plan para la construcción del segundo puente se viene analizando hace más de 16 años. Las obras deberían iniciar el año pasado. Pese a los problemas económicos del Brasil, se estima que los trabajos inicien antes de que termine el año.
Las obras complementarias como la construcción del acceso al segundo puente con Brasil, serán financiadas con la Ley 5074 (Ley de Alianza Público Privada).
Estos trabajos se centrarán en la cabecera del lado paraguayo del segundo puente con Brasil, sobre el río Paraná, en los distritos de Presidente Franco, Minga Guazú y Cedrales. Tendrán un costo de más de US$ 216 millones.
En este sentido, el 100% de la obra debe ser financiado por la empresa ganadora de la licitación internacional y el Estado paraguayo lo comenzará a pagar una vez que la contratista culmine la infraestructura (desde el 2018), según las primeras estimaciones. El monto a pagarse se definirá en el Presupuesto General de Gastos de la Nación.
Con los US$ 216 millones, se construirán 37 km de nueva ruta, 2 puentes, 1 viaducto y 2 edificios de control de cargas y migraciones, según el proyecto.

Facebook Comentarios