Abundan en Ciudad del Este predios baldíos abandonados

1863

Cada barrio de Ciudad del Este posee varios predios baldíos abandonados, que son utilizados como mini vertederos y se convierten en potenciales criaderos del mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue, zika y chikungunña. Según informes de la Dirección del Medio Ambiente de la Comuna, estos sitios corresponden al 25% del territorio total de la localidad.

Casi el 100% de los predios baldíos son potenciales criaderos de mosquitos.

Los terrenos baldíos, en su gran mayoría permanecen abandonados, y en Catastros de la Comuna, se tienen los nombres de los propietarios pero no así los números telefónicos de los mismos, por lo que se hace difícil contactar con ellos, para notificarles del problema.
Los informes indican que, 10% de los terrenos baldíos se encuentran en la zona céntrica o más poblada de la ciudad, que comprende desde el Km 7, hasta el microcentro local. Mientras que el 15% restante se esparce por las zonas del Km 8 y 9 hasta el Km 13, entre el límite con Minga Guazú.
Según el protocolo de trabajo de los funcionarios municipales, si se constata que un baldío genera peligro para la ciudadanía, se procede a la limpieza total del terreno, y se realiza la recarga de los gastos del procedimiento a la cuenta corriente de catastro y luego el dueño debe pagar el monto, con el impuesto inmobiliario correspondiente.
De igual manera, aún no se lanzó el comunicado oficial por posible epidemia de dengue, por lo que no se pueden extremar las medidas de prevención por el momento. Los funcionarios actualmente se dedican a visitar los predios y tratar de localizar a los dueños, a través de las redes sociales.
En la última quincena de diciembre, los trabajadores lograron comunicarse con 10 propietarios de baldíos abandonados, gracias a las redes, para exigirles que limpien sus terrenos. Los trabajos continúan, pero se pide encarecidamente a todos los dueños de sitios vacíos, que sean responsables y mantengan limpias sus tierras. De igual manera se pide a la ciudadanía, a que no tiren sus basuras en los terrenos ajenos, para evitar la proliferación del mosquito.
La situación genera mucha preocupación en las autoridades sanitarias, que están en alerta, ante un posible brote de dengue. El temor surge desde la semana pasada, cuando se confirmó el primer caso del mal, en un paciente de Minga Guazú. En todo el año 2017, no fue confirmado ni un sólo caso.
Hasta ayer, la Décima Región Sanitaria ya tenía un reporte de 9 casos sospechosos de la enfermedad, por lo que la necesidad de ver medidas de prevención urgen, para evitar los brotes y también el retorno de una epidemia.

Comments

Comentarios desde Facebook