¿Qué pasa cuando nos enamoramos?

1297

“El corazón tiene razones, que la razón no puede comprender”, decía el filósofo Blaise Pascal y es lo que se aplica cuando uno se enamora. Es impredecible saber con exactitud cómo se reaccionará, pues cada ser humano es único. Algunos sienten las famosas mariposas en el estómago, mientras que en otros todo su pensamiento está en la persona amada. El psicólogo Pablino Jara Pérez explica lo que le sucede a una persona cuando está enamorada.

Antes que nada, es importante comprender la definición del amor. Como todo término abstracto es bastante difícil definir, tal es así que en la literatura se puede encontrar un sinfín de definiciones, pero puede que ninguna responda con exactitud, según el psicólogo.
“En síntesis, definir el amor con unas palabras es realmente complicado, pero desde mi punto de vista el amor es la fuerza, la energía que nos mueve hacia alguien e inclusive hacia algo. El amor lleva al poeta a escribir lindas poesías, al músico a componer las más lindas melodías, al científico a buscar con todas sus fuerzas investigaciones. Así cualquier cosa que se haga sin este ingrediente fundamental, que es el amor, estará incompleta”, indicó.
Los estudios demuestran que la primera vez que nos enamoramos, los niveles de serotonina se desploman y los centros de recompensa del cerebro se inundan de dopamina. El efecto es similar al de una droga altamente adictiva. Crea fuertes vínculos en nuestras mentes entre el placer y el objeto de nuestro deseo.
El psicólogo comentó que la forma en que una persona reaccionará al no ser correspondido depende mucho del autoestima. Si hay baja autoestima tratará de convencer al otro para que lo ame como si el otro fuera dueño de sus sentimientos. Otros sencillamente se deprimen y sienten que nadie los quiere ni los querrán, sentirán que no valen para nada. Sin embargo, el que tiene una buena autoestima comprenderá que uno no puede obligar a nadie a que lo ame, probablemente sufrirá como cualquier otro, pero lo supera y no quedará enganchado en eso. Es importante comprender que uno no decide qué sentir, pero puede decidir qué hacer con lo que siente, aclaró el profesional.
Jara Pérez agregó que es difícil dar consejos cuando se trata de relación de parejas, pero que se puede mencionar que lo más importante es la comunicación y la confianza. Indicó que no se deben guardar los sentimientos negativos ni positivos, pues cuando no se expresa lo bueno este pasa al olvido y la no expresión de lo negativo se convierte en resentimiento, argumentó.
“Lastimosamente muchas veces en la pareja se vive más pendiente de las cosas negativas y se es incapaz de ver las cosas positivas. Este refrán me parece adecuado para ilustrar esto ‘si lloras de noche por no ver el sol, tus lágrimas impedirán ver la luna y las estrellas’”, añadió
El psicólogo dijo que es esencial aprender a convivir juntos, esto implica buscar siempre lo mejor para fortalecer la relación.

El amor según filósofos y la religión

● Según Platón: Los dioses hicieron al hombre como una criatura completa, es decir, era varón y mujer al mismo tiempo. Sin embargo, los mismos pensaban que el hombre era extremadamente orgulloso y pensaban eliminarlo nuevamente, pero a la vez pensaron quien les iba a adorar si eliminaban al hombre y decidieron más bien debilitarlo dividiéndolo mitad mujer, mitad varón y desde ese momento el varón busca a la mujer y la mujer al varón para completarse. Según este mito, el amor es la búsqueda anhelante de la parte que me falta.
● Según la Biblia: En la Biblia aparece que Dios crea al hombre del barro y a la mujer de la costilla del varón, desde esta perspectiva el amor es nuevamente la búsqueda de la parte de uno mismo.
● Según Erich Fromm: Distingue el amor filial, amor romántico, amor fraterno. En este caso el amor romántico, según este filósofo, es el sentimiento que surge entre dos personas que se buscan.
● Según Paul Sartre: el amor es nada más un egoísmo, un querer al otro para sí mismo. Es más, muchas veces confundimos el amor con el querer. En nuestro idioma guaraní podríamos diferenciar esto con dos términos el “rohayhu” con el “roipota”.
● Según San Agustín: este decía que antes de amar ya se tenía la necesidad de amar, es decir, para él, el amor es algo inherente al ser humano del cual uno no puede escapar.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp