Aceleran siembra de maíz zafriña para revertir millonarias pérdidas

2316

Productores del departamento aceleran la siembra de maíz zafriña, como medidas de urgencia, para tratar de paliar la gran pérdida que se está registrando en la cosecha de soja del periodo 2017/2018. Se espera que las condiciones climáticas de estos meses sean favorables para lograr buenos rendimientos en ambas plantaciones.

Tras la pérdida en el rendimiento de la cosecha de soja que se está registrando y que se estima llegaría a los US$ 272 millones, los integrantes de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP) filial Alto Paraná, comenzaron a acelerar la siembra de los granos alternativos. Con eso buscan recuperar al menos en parte, las pérdidas en la presente zafra.
“Si bien las pérdidas que calculamos significan mucho dinero, el productor es muy esperanzado de lo que hace (sic). Creemos que con la soja zafriña y el maíz, estaríamos generando buenos ingresos que nos permitirán dar un respiro”, indicó el ingeniero Aurio Frigetto, presidente de la coordinadora a nivel regional.
Afirmó que todos sus colegas van a acudir a las entidades financieras para seguir trabajando, pero que están con reservas para ir pagando las deudas y cubrir otros gastos.
Actualmente, la cosecha de soja se encuentra en su etapa final y se cree que en la primera quincena de marzo finiquite el proceso.
De igual manera, ya desde hace varios días, los productores se adelantaron en comenzar a sembrar la soja de entrezafra y el maíz, en las hectáreas que van siendo liberadas. “Teníamos 850 mil hectáreas de soja sembrada en total y calculamos que un 80% de esa dimensión ahora será ocupada por ambos granos alternativos”, señaló.
Frigetto recordó que el año pasado no tuvieron “éxitos” en la siembra de entrezafra y maíz, por la variación del precio de los granos, pero que para este 2018 las perspectivas son muy buenas.
La cosecha de la zafriña está prevista para la segunda quincena de mayo y la del maíz, para julio o agosto próximo.

ANTECEDENTES.
Alto Paraná el año pasado hizo circular 952 millones de dólares aproximadamente, con los 3.500 kilos por hectárea que cosecharon de un total de 850 mil hectáreas de soja sembrada. Analizando que cada tonelada se vende a 320 dólares, se calcula que el perjuicio sería de unos 272 millones de dólares americanos, en este periodo, ya que sólo se está logrando cosechar 2.500 kilos del grano por cada hectárea.
La situación sin dudas afectaría a todo el país, teniendo en cuenta que el departamento abarca 35% de la producción nacional de la soja.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp