Puenteguýpe 1 de marzo del 2018

948

Parece que el líder pytã’i del Edén todavía no superó su intento fracasado de ser el ministro del Interior. Ayer en una reunión sobre seguridad estaba como público pero de repente saltó y comenzó a dar órdenes a todos, incluyendo a su esposa y al ministro del Interior. ¿Qué te parece?

*********

Seguro que ya le tienen preparada una condecoración igualita a la que le dieron a Canillas por contribuir con su invaluable aporte a la Policía Nacional. ¿Qué seríamos sin este ilustre iluminado en la ciudad?!

*********

Hablando de seguridad, los altos jefes policiales se llenan de elogios unos a otros y no dicen ni mu sobre las comisiones de seguridad que están disputando por territorio en Presidente Franco, porque ellos no hacen su trabajo.

Comments

Comentarios desde Facebook