Reflotan la “orden superior” y la detención ilegítima en el centro

6120

En un claro caso de abuso de autoridad, agentes policiales de la comisaría primera usan la copia simple de una supuesta ordenanza municipal para detener a los informadores de ventas en el centro de Ciudad del Este. Ayer, nuevamente 10 de los trabajadores fueron privados de su libertad y derivados a la comisaría primera sin ninguna argumentación legal. El abogado Nicolás Russo manifestó que es una aberrante violación de la Constitución Nacional.

Los trabajadores detenidos, ayer en la comisaría primera de Ciudad del Este, donde fueron retenidos ilegalmente por dos horas.

Según los datos, hay una orden superior para sacar de las calles a los informadores de ventas, quienes trabajan cobrando comisión en los locales donde llevan a los clientes. Estos, supuestamente se “roban” los clientes, por lo que los grandes empresarios quieren acabar con ellos. Los afectados son criminalizados y llamados de “pirañitas”, como se les denomina a los asaltantes de turistas.
En los últimos días, se inició una cacería de estos trabajadores, tras una reunión entre el ministro del Interior, Ariel Martínez; la intendente de CDE, Sandra McLeod de Zacarías y empresarios agremiados, quienes pidieron el fin de la delincuencia en el centro.
Lo grave de la problemática que se presenta es que agentes de la comisaría primera de esta ciudad utilizan la copia simple de una ordenanza municipal para detener a los trabajadores. En dicha norma se prohíbe trabajar como guía de turista en el centro si no se cuenta con la habilitación de la Senatur. La existencia de documentos está en duda, pues solo se presentan copias simples. El presidente de la Junta Municipal, Miguel Prieto, dijo que tampoco tuvo acceso al documento original por lo que inició la búsqueda en los archivos.
El subcomisario Jorge Alcaraz, subjefe de la comisaría primera al ser consultado sobre las diez personas que estaban privadas de su libertad ayer dijo que efectivamente actuaron en base a la ordenanza municipal. “Existe una ordenanza municipal vigente que prohíbe realizar la actividad de guía en el microcentro. En base a esta ordenanza y precautelando a los turistas y compristas que a diario son coaccionados por esta gente realizamos la labor. Los que no cuentan con sus documentos son llevados a la comisaría para su mejor identificación y posteriormente se retiran”, alegó.
Dijo, además, que la intención es erradicar esta actividad a fin de brindar las garantías a los turistas y compradores para que puedan desplazarse libremente en la ciudad. “Existen muchas denuncias formales y también quejas constantes por la presencia de ellos (informadores de ventas) porque supuestamente coaccionan de forma permanente a los turistas, se aprovechan también de los mismos y realizan diferentes hechos punibles”, afirmó.
Recordó los recientes casos de asaltantes detenidos, quienes se hacían pasar por “guía de turismo” para perpetrar robos en contra de turistas.

“Nadie te puede llevar preso por trabajar”

El abogado Nicolás Russo, miembro del Colegio de Abogados del Alto Paraná, manifestó que privarle a una persona de su libertad en base a una ordenanza y por trabajar es una aberración. “Primero es un acto violatorio de la Constitución Nacional y segundo, demuestra la inutilidad de la Policía Nacional en cuidar el orden público. Lo que hacen es un atropello a la Constitución Nacional porque es un trabajo lícito y no puede ser coartada por una ordenanza, nadie te puede llevar preso por trabajar”, sentenció.
Agregó que con esta práctica los uniformados cometen ilícitos como privación ilegítima de libertad, coacción y otros hechos. También señaló que si se quisiera acabar con la delincuencia se debió recurrir a otros métodos. “Es raro que la Fiscalía y la Policía ahora recién se hayan percatado de que se cometen hechos punibles en el centro. Si hasta los delitos más atroces se descubren y como no van a poder dar con los asaltantes que actúan diez cuadras. Se nota que hay algo detrás de esto”, finalizó.

“Es como en la época de la dictadura”

La abogada María del Carmen Velázquez, quien asiste a los informadores de ventas en el centro, cuestionó que sean detenidos sin ninguna justificación legal como orden de juez o fiscal o la flagrancia. “Se les detiene por una orden superior. La comisaría aquí está cumpliendo con una orden superior pero no nos explican de quién viene e invocan la ordenanza. Es como en la época de la dictadura, cuando se le demoraba a las personas para averiguaciones”, expresó.
Dijo, además, que en diez días es la cuarta vez que son detenidos estos trabajadores por lo que recurrirán al jefe de Policía y llegar al ámbito que corresponda. “En ninguno de los casos hubo algún hecho que amerita la privación de libertad”. Aclaró que estos informadores de ventas no se consideran guías de turismo y que en efecto no cumplen con esta función.

Comments

Comentarios desde Facebook