“Necesitamos un Estado que garantice derechos”

1092

En esta edición, presentamos otra perspectiva económica sobre lo que se puede esperar del gobierno del presidente electo, Mario Abdo Benítez. Jorge Cabral Basalik, máster en Administración de Empresas y doctor en Ciencias Económicas, expone un panorama optimista. Afirma que el sucesor de Cartes, por su dinamismo y juventud, impulsará nuevos modelos de desarrollo que apuntarán al bienestar de los paraguayos.

En Paraguay, derechos básicos como vivienda digna y agua potable, no están garantizados.
Jorge Cabral Basalik, doctor en Ciencias Económicas.

Para el economista residente en Alto Paraná, el escenario para el mejoramiento de las condiciones económicas de nuestro país están dadas, pero es necesario trabajar todos juntos con esfuerzo y sacrificio, para seguir con el crecimiento a nivel macroeconómico y lograr el desarrollo anhelado. Afirma que para ello, el nuevo presidente deberá solucionar los problemas estructurales como la pobreza, deficiencias y precariedades en los servicios públicos, informalidad, corrupción e impunidad.
“Marito buscará la unión de todos los paraguayos para lograr un Paraguay mejor, por ello es de fundamental importancia el aporte de cada uno de los ciudadanos, sin distinción de clases o partidos políticos, quienes deben acompañar con esfuerzo y trabajo este proceso de cambio”, señaló.
Cabral sostiene que Mario Abdo Benítez, por su dinamismo y juventud impulsará nuevos modelos de desarrollo, debiendo salir del modelo tradicional implementado por varios países subdesarrollados.
“Es importante acompañar el proceso de cambio que quiere implementar, ya que el resultado no se consigue de un día para otro, sino que conlleva un tiempo para lograrlo, y deberá estar acompañado de nuevos modelos de políticas económicas y cambios estructurales en los organismos del Estado”, afirma.

POLÍTICA DE ESTADO

El economista Jorge Cabral afirma que no existen recetas para el desarrollo de un país, que no se basen en un conjunto de esfuerzos coordinados, que vayan adecuándose a situaciones cambiantes, con estrategias que anticipen los problemas y simplifiquen las soluciones. Manifiesta que por eso es necesaria una política de Estado.
“Es de vital importancia para lograr el bien común de la población. Mediante la existencia de una política de Estado se asegura la continuidad en un proceso de desarrollo sin que ello implique cambios constantes en objetivos sin rumbo definido”, expone.
Explica que una política de Estado es todo aquello que un gobierno desea implementar en forma permanente, para que trascienda a través del tiempo sin que se vea afectada por uno o varios cambios de gobierno. Son las estrategias centrales de un país. Son políticas que no varían a pesar del color político-ideológico de cada gobierno.
“Por ello, es de fundamental importancia que la política de Estado, esté establecida como una nueva figura dentro de la Constitución Nacional (…) Necesitamos un Estado que garantice derechos no solo políticos y civiles, sino económicos, sociales, culturales y ambientales culturales”, sostiene.

TRABAJO CONJUNTO

El economista Jorge Cabral afirma que para dar un rumbo favorable al desarrollo del país, debe haber un trabajo conjunto entre los sectores de referencia de la sociedad, así como la intención de los organismos en velar por el bien común.
“El bono demográfico con el que cuenta el país podría considerarse el impulso principal del desarrollo del Paraguay siempre y cuando, la Secretaría Técnica de Planificación cumpla su rol, como su nombre lo indica de crear planes de estado acorde a la situación y a las necesidades de la población en general”, sugiere.
Afirma que la construcción de la política no es una decisión aislada. Plantea que se podría disminuir la pobreza, reduciendo el analfabetismo, no solo construyendo más escuelas sino también proveyendo los materiales necesarios para un mejor aprendizaje, capacitando profesionales. Recomienda también preparar personas para trabajos calificados, para que las industrias no busquen mano de obra en el extranjero y así crear fuentes de trabajo en el país.
“Marito tiene la responsabilidad del cambio y todos los paraguayos debemos de acompañar y colaborar este proceso, que será de grandes desafíos para romper con la debilidad institucional y fortalecer el respeto a las normativas que rigen en el país, para el bien del pueblo paraguayo”, finaliza.

Noticia relacionada:

Economista afirma que Marito recibe un país más endeudado

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp