Con opositores como éstos…

1097

Los partidos de oposición del Alto Paraná, una vez más, perdieron la magnífica oportunidad de lograr la alternancia en el poder regional, en las elecciones generales del pasado domingo. Los datos prelimilares muestran que a nivel regional el presidenciable de la Alianza Ganar, Efraín Alegre, se impuso, aunque por escaso margen, al candidato colorado Mario Abdo Benítez, pero la Gobernación quedó nuevamente en manos de los colorados.
Este resultado a nivel regional no es otra cosa que la consecuencia de la mezquindad, irresponsabilidad y falta de liderazgo de los dirigentes opositores de la zona para enfrentar al partido que mantiene su hegemonía desde hace décadas en el Alto Paraná. Antes que trabajar para llegar unidos, y proponer un proyecto serio que pueda interesar a la ciudadanía, perdieron el tiempo en peleas estériles, en vedetismos que no condujeron a nada. El concejal Celso Miranda “Kelembu” y los liberales decidieron dividir el voto opositor, con lo que se anularon mutuamente y se estrellaron.
La gente está cansada de más de lo mismo, pero no se le ofrece una alternativa válida.
Cuando en el 2015 la ciudadanía esteña le votó a Celso “Kelembú” Miranda para la concejalía lo hizo porque hasta ese momento era una de las pocas personas que osaba enfrentarse al clan Zacarías como nadie lo ha hecho hasta ahora y eso lo convertía en una opción diferente. La gente no le votó por su liderazgo ni sus propuestas, sino que los votos que capitalizó fueron los “votos contra”.
Sin embargo, con sus actuaciones poco serias y disputas infantiles, no solo perjudicó a su sector, sino avergonzó a todos aquellos que en algún momento creyeron en él. Su forma particular de hacer política le funcionó una vez, pero está demostrado que nada que no se haga con seriedad y compromiso con la ciudadanía tiene futuro.
El décimo departamento está secuestrado por la corrupción, la mafia y el crimen transnacional. La única posibilidad de desterrar estos males enraizados en la región es mediante una verdadera alternancia en el poder, pero con seudo dirigentes irresponsables que pierden el tiempo en peleas pueriles, estos tienen larga vida en la región. Los últimos comicios dejaron malherido al clan Zacarías que se adueñó del Alto Paraná hace más de dos décadas, pero con adversarios políticos como los seudo opositores, tendrán un bueno y saludable resurgir en poco tiempo. Mientras los opositores, siendo mayoría seguirán perdiendo elecciones.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp