Una historia de violencia y celos con un trágico final

31490

El taxista que habría matado su concubina, frente a su hija de diez años, fue encontrado muerto en el maletero de su auto. Una historia de violencia, miedo y celos envuelve a la pareja que terminó de manera trágica y deja huérfana a una niña.

Mario Soto González estaba siendo buscado por la Policía desde el domingo a la noche. Ayer a tempranas horas, vecinos del Km 7, Acaray, lo encontraron muerto en el maletero de su auto. Soto era buscado por haber degollado a su exconcubina, Emilia Josefina González (30), en la noche del martes último, en el Día de la Madre. El crimen lo habría cometido, frente a la hija de ambos, una niña de diez años.
Soto González fue encontrado dentro de la cajuela de su taxi, sin signos de vida. El vehículo presentaba rastros de un principio de incendio provocado y el cuerpo del fallecido estaba impregnado con combustible y también tenía quemaduras en algunas partes. Según los investigadores, tras cometer el crimen, Soto González se dirigió hasta una zona despoblada, roció su cuerpo y su auto con combustible y se encerró en su maletero. Tenía consigo, además, una foto de Emilia Josefina. Conforme a los datos, como el auto fue totalmente cerrado, el fuego no se propagó por falta de oxígeno. Soto murió asfixiado por el humo, pues no presentaba otros rastros de lesiones.
Una historia de violencia, miedo y celos envolvía a la pareja, pues Emilia había denunciado a su concubino por violencia doméstica. Con esto logró una orden de exclusión del hogar y una orden de alejamiento. Sin embargo, en las últimas semanas había sido presionada para desistir de su denuncia. Presuntamente motivada por el miedo, la mujer solicitó al juez de paz de Ciudad del Este Miguel Ángel Brítez que deje sin efecto las medidas judiciales, pero le fue denegada. Aun así, la pareja volvió a tomar contacto por la hija que tenían en común. La niña era retirada por su padre para pasar unos días con él y luego retornaba con su madre. “Como no se reconciliaron, acordaron que iba a poder venir a llevar a su hija”, contó una de las hermanas de la víctima.
El martes pasado, Soto pasó a buscar a su hija en horas de la mañana y estuvo todo el día en un encuentro familiar. Como a las 16:30 regresó con la niña y se quedó en la casa. Horas después, por razones desconocidas, la pareja discutió y el hombre terminó degollando a la mujer.

Comments

Comentarios desde Facebook