“La Triple Frontera es un ambiente perfecto para carteles del crimen”

1779

Un informe internacional sobre la Triple Frontera (Paraguay, Brasil y Argentina) indica que la región tiene un ambiente perfecto para el crimen organizado. La proximidad de los tres países presenta varias excelentes oportunidades para los carteles. En esta entrevista los responsables del informe, Vanessa Neumann y Stuart Page, de Asymmetrica, aseguran que el problema no es solo de Paraguay sino de los tres países y que se necesita una cooperación internacional para el combate efectivo, contra el afianzamiento de las organizaciones criminales. “Es como un carrusel de la ilegalidad”, afirmó Neuman. “Una razón por la cual esto sirve tan bien es porque no existe un ente que de verdad tenga la autoridad para cruzar jurisdicción: es decir, las fronteras facilitan el tráfico ilícito pero impiden investigación”, dijo.

-¿La Triple Frontera reúne condiciones que faciliten la instalación de carteles del crimen organizado? ¿Cuáles son esas condiciones?

La Triple Frontera es un ambiente perfecto para carteles del crimen organizado de todas partes del mundo. La proximidad de los tres países presenta varias excelentes oportunidades para los carteles, ya que tienen tres países que les presentan: tres maneras de evadir los entes policíacos, tres mercados en donde vender sus productos ilícitos y tres sistemas financieros con casas de cambio en los cuales pueden blanquear su dinero u ocultar su verdadero destino. Funciona como un carrusel de caballitos: si un ambiente no te sirve ahorita, te aguantas y te bajas en el que sigue.
Una razón por la cual esto sirve tan bien es porque no existe ente que de verdad tenga la autoridad para cruzar jurisdicción: es decir, las fronteras facilitan el tráfico ilícito pero impiden investigación. Otra razón es que las casas de cambio y otros negocios quienes blanquean capitales tienen raíces en comunidades con lazos culturales y familiares directos en Asia y el Medio Oriente. Entonces, los grupos de ahí (Asia y el Medio Oriente) están protegidos en la Triple Frontera, donde sus agentes o familiares locales pagan a políticos o policías corruptos, para que no intervengan e incluso los protejan.

– En cuanto a Paraguay, ¿cómo ve la colaboración de los organismos de seguridad para prevenir, frenar o combatir las organizaciones criminales transfronterizas?

Primero que nada, los tres países necesitan mejores sistemas de prevención y detección. Dentro de la prevención cabe mejor entrenamiento de personal y su capacitación con tecnología de detección. Esta capacitación y entrenamiento debería ser apoyado por los Estados Unidos y la Unión Europea, ya que estos también se ven afectados por el tráfico ilícito y el financiamiento de grupos criminales y terroristas operando en la Triple Frontera. Este esfuerzo debe apoyar una célula de fusión de inteligencia para investigaciones transfronterizas, incluyendo autoridades de investigación, detención y extradición.

– ¿Qué acciones se debería tomar para revertir esta situación y qué tan difícil puede resultar?

Es un proceso con pasos bien definidos, pero si se tiene la voluntad política, no es difícil. Primero, los gobiernos de los tres países tienen que reconocer públicamente que tienen un problema y dedicar departamentos y recursos a resolver la problemática de la Triple Frontera.
Segundo, tienen que pedir apoyo externo de expertos, tanto de individuos como de organizaciones.
Tercero, deberían convocar una conferencia con funcionarios del más alto nivel de Brasil, Argentina, Paraguay y los otros países y organizaciones, quienes apoyan el esfuerzo. A partir de allí vienen tres pasos más, con objetivos bien enfocados.
El cuarto paso es que un grupo de trabajo para la Triple Frontera haga una evaluación de riesgos, que incluya amenazas, vulnerabilidades y recursos que tengan a la disposición. Esto lo haría cada país internamente y también los tres conjuntamente.
Quinto, la misión de la evaluación de riesgos conjunta desarrolla un plan de acción estratégico, de corto, mediano y largo plazo.
Sexto, estas últimas medidas deben ser implementadas por un grupo de trabajo y deben incluir investigaciones y procesamientos conjuntos.

¿De qué manera perjudica al país el hecho de que el propio presidente de la República, Horacio Cartes, esté vinculado con el contrabando de cigarrillos en la frontera?

– Antes que nada, crea un ambiente permisivo, dando el ejemplo del líder mayor del país. Segundo, significa que él se está beneficiando financieramente y fortalece a los grupos criminales transnacionales. Consecuentemente, él tiene que escoger y emplear entes policíacos quienes le protegerán su negocio ilícito, es decir: policías y militares corruptos, quienes le sirven a él y su grupo, pero no a la ciudadanía paraguaya.
Esto crea una gran economía oscura de US$ 43 mil millones anuales, que benefician al grupo ilícito pero no al desarrollo de las industrias legítimas y por consecuencia, no a la contribución fiscal que apoya la educación, la infraestructura o los servicios de salud para la población de los tres países.

– ¿Hay elementos que indiquen el financiamiento del terrorismo desde la Triple Frontera?

El informe habla sobre la operación brasilera Mendaz, donde descubrieron redes de financiamiento para Hezbollah e Isis, con su sede financiera en la Triple Frontera. También detalla más de una docena de nuevas empresas pertenecientes a individuos sancionados internacionalmente por terrorismo. Creemos que la nueva administración de Mario Abdo tiene una buena oportunidad para ejercer cambio. Lo hemos visto en otros ámbitos. Stuart Page trabajó y aconsejó dos ruedas de APEC, en Australia en el 2007 y en Perú en el 2008. En ese segundo cargo vivió un tiempo en Perú y trabajó con el gobierno peruano en fortalecer sus protocolos de integridad comercial para mejorar los marcos que atraerían mayor inversión extranjera. Incluso ya algunos oficiales paraguayos se nos han acercado informalmente para hablar sobre cómo tal asesoramiento podría ayudar a la nueva presidencia.

Comments

Comentarios desde Facebook