Benévola condena a un homicida

1360

Un homicida quien estuvo prófugo de la justicia por diez años fue beneficiado con una benévola condena de seis años y además, solo deberá cumplir arresto domiciliario. El encausado es Fabio Roa López y el tribunal que aplicó la sentencia estuvo conformado por las jueces Norma Girala Diez, Mirta Aguayo y Graciela Ortiz. La fiscalía estuvo representada por la fiscal Zunilda Ocampos. El homicidio ocurrió el 4 de mayo de 2004, a las 23:00 en el barrio San Isidro, de Ciudad del Este, ocasión en que fue asesinado Gregorio Fernández Troche de un certero balazo en la cabeza con una pistola 9 mm. La defensa de Roa López argumentó la excitación emotiva, pero eso no fue tenido en cuenta por las magistradas. El acusado pidió perdón a los familiares de la víctima, mencionó que su reacción fue motivada por los nervios y que su verdadera intención fue realizar un disparo intimidatorio hacia su oponente.
“Le pedí muchas veces que me devuelva la plancha, que yo tenía intenciones de vender, pero él se reía de mí, me provocaba, hasta que ese día se fue y me tiró mi plancha. Ahí nos desafiamos y le disparé”, explicó el hoy condenado ante el Tribunal. Luego de una amplia deliberación el Tribunal resolvió condenarlo a 6 años de privación de libertad, tipificando el caso como homicidio simple sin agravantes, conforme al artículos 65 del Código Penal. La fiscalía solicitó 10 años de cárcel pero el fallo fue menor.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp