La zona Este del país es donde menos se cree en las instituciones de justicia

558

La zona Este del país es una de la regiones con menor credibilidad en las instituciones de justicia, según una investigación denominada, “La inseguridad en el Paraguay, una mirada desde las víctimas”. Los resultados indican que a nivel nacional la credibilidad está alrededor del 50%, mientras que en el Este llega apenas a un 30%.

La investigación fue realizada por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP). Se trata de un proyecto financiado por el CONACYT a través del Programa Prociencia, mediante una encuesta nacional de victimización con método cuantitativo. El objetivo es averiguar sobre la tasa de delincuencia, el porcentaje de personas afectadas por la delincuencia, el tipo de delincuencia, la confianza en las instituciones, el índice de denuncias, entre otros. Es un estudio científico con datos cuantitativos, fueron entrevistadas 3.150 personas a nivel nacional.
Uno de los resultados más relevantes fue que el 80% de los delitos sufridos por la personas no se denuncian. En cuanto al motivo de las víctimas para no denunciar los hechos señalan que es porque no confían en las autoridades.
Precisamente en cuanto a la falta de confianza, la zona Este del país es donde hay menor credibilidad en las instituciones de justicia como la Policía Nacional, Militares, Ministerio Público, Poder Judicial, entre otros. Conforme a los resultados, a nivel nacional la confianza llega a un promedio de 50% y en el Este la desconfianza es mucho mayor, dado que la credibilidad de las instituciones apenas llega al 30%.
El doctor Juan Martens, uno de los responsables de la investigación destacó que es la primera vez que se sacan resultados regionales, pues los problemas de inseguridad no son iguales en todo el país y permite tener resultados comparativos. “Esta falta de credibilidad en la zona Este mayormente es porque la gente siente que su denuncia no es bien atendida, no se le hace caso, no recuperan lo robado, o no detienen a los autores, es decir, son poco efectivas. Esto crea insatisfacción con la denuncia y la falta de confianza hacia las autoridades”.
Dijo, además, que como las denuncias ni siquiera se registran, esto desemboca en impunidad, en miedo, además de la desconfianza. “También desemboca en una serie de cuestiones que hace que el fenómeno de la criminalidad no se trabaje con una evidencia empírica sino en base con percepciones”, añadió.
El resultado fue presentado el viernes pasado en la Escuela de Pos Grado de la Universidad Nacional del Este. Además de Martens, estuvo a cargo de la presentación la doctora Fátima Pérez, de la Universidad de Málaga. Participaron algunos, docentes, autoridades y profesionales abogados de la zona.

Número más cercano a la realidad

La encuesta de victimización es considerada una herramienta válida que se usa para medir la delincuencia y la percepción de inseguridad. El objetivo es tener una información más cercana sobre el fenómeno criminal porque los registros administrativos tanto de la Policía como de la Fiscalía no reflejan la totalidad del comportamiento delictivo, pues queda escondido un porcentaje alto.
En este caso, se indagaron sobre dos tipos de delitos: contra las personas y contra el hogar (bienes materiales). El delito contra el hogar más sufrido es el ingreso a la vivienda y los delitos contra las personas es la extorsión, seguido en alto porcentaje de la corrupción.

Comments

Comentarios desde Facebook