De futbolista a árbitro

4182

Marcó época con goles y grandes actuaciones en campeonatos de la Liga Paranaense en los últimos 20 años. Vistió casacas de selecciones en Interligas. Fue campeón invicto con Tupí Guaraní y ascendió a Intermedia con Cerro de Franco. Dejó el balompié luego de casi dos décadas para vestirse de negro e impartir justicia.

Hugo Joel Almeida, delantero, resolvió colgar los botines luego de 19 años y dedicarse al arbitraje de esta temporada. Añora dedicarse al fútbol, pero admitió que debe adaptarse al nuevo rol que desempeña. “A veces el techaga’u (añoranza) de jugar me invade”, señaló.
“En el 2014 participé de un curso de árbitro con Ubaldo Aquino. Mis amigos me insistieron para dedicarme al arbitraje hasta que tuve que optar por dejar el fútbol y empezar la nueva tarea”, agregó.
Integró el recordado equipo de Tupí Guaraní, que ganó el título del 2007, la única consagración del club franqueño. Sus comienzos se remontan en 1998, en Ciudad Nueva, después pasó a Quilmes de Argentina, posteriormente a Sport Colombia. Luego fichó por Cerro de Franco, con el que ascendió a Intermedia en el 2002. Jugó también en Sol de América de Pastoreo, 13 de Junio de la Liga Paranaense, Nueva Esperanza y Cerro Largo, ambos de Santa Rita. Militó en la selección Paranaense, Santarriteña y Oleariense.
Sostuvo que el fútbol tiene la magia de abrir puertas y cosechar amigos. “Me dio todo, además de lo material, amistades por todas partes”,
Dijo que en la nueva faceta que cumple, como exjugador tiene cierta ventaja, pues conoce a muchos futbolistas y las artimañas que se utilizan durante los partidos.
Almeida es egresado en dirección técnica de fútbol de la Escuela Nacional de Educación Física (Enef). Admitió que le gustará ejercer dicha profesión, pero más adelante, pues actualmente se concentrará en el arbitraje.

Comments

Comentarios desde Facebook