Altas condenas a implicados en muerte de un comerciante

730

Joaquín Valenzuela Cantero y Augusto Garcete Solís fueron condenados a 18 y 10 años de prisión respectivamente por la muerte del comerciante Primo Ocampos Servín, en un asalto armado. El crimen fue el 24 de agosto de 2015, en el barrio Las Carmelitas, de Ciudad del Este.

Por unaminidad, el tribunal integrado por Mirta Aguayo, Graciela Ortiz y Norma Girala, concluyó en un juicio oral que los ahora sentenciados fueron los responsables de la muerte del comerciante Ocampos Servín.
Valenzuela Cantero fue sancionado con pena más alta por balear en el pecho y matar a Ocampos Servín. Garcete Solís participó como transportista en el asalto fatal.
Según la acusación del fiscal Julio César Yegros, Valenzuela Cantero descendió de un auto Toyota Premio, conducido por Garcete Solís, e ingresó simulando ser cliente al local comercial “Yo Sé-”, ubicado sobre la avenida Perú. Luego, extrajo un arma de fuego y disparó a Ocampos Servín aparentemente por venganza, ya que la víctima fatal anteriormente le había frustrado un asalto. “Epu’ana la nde valerõ (levántate si tenés coraje)” había dicho el pistolero al comerciante baleado antes llevar el dinero y escapar con su cómplice.
La defensa de los hoy condenados alegó que el responsable del crimen fue un tal Antonio, pero que no hay rastros de su paradero.
El fiscal Yegros solicitó 8 años para Valenzuela Cantero y 7 años para Garcete Solís. Sin embargo, el tribunal consideró que corresponde penas más elevadas para los acusados.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp